martes, 29 de mayo de 2012

Pide gobernador apoyo moral de Iglesia

LUCÍA PÉREZ / EL SIGLO DE TORREÓN /SALTILLO

"Todos hemos fallado, entonces, las iglesias pueden ayudar mucho"— Rubén Moreira, gobernador de Coahuila

Luego de que el obispo de Saltillo, Raúl Vera, declarara que la construcción de un cuartel militar en la entidad no es necesaria, el gobernador Rubén Moreira le pidió su apoyo como líder de opinión, al indicar que la instalación de las fuerzas federales son parte de una estrategia inmediata que se tiene que ejercer para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

"La construcción de cuarteles son necesarios, porque nuestros miembros del Ejército viven en carpas o en lugares improvisados", indicó Moreira Valdés.

Rubén Moreira indicó que la solución a largo plazo del problema de inseguridad debe de ser fomentar la educación, los valores y creación de espacios de esparcimiento para los jóvenes, al mismo tiempo que señaló que la única estrategia para combatir a los delincuentes a corto plazo es con el uso de las fuerzas públicas.

"Yo lo que hago es un llamado a todos para contribuir con la seguridad, porque a corto plazo la única manera de detener a los delincuentes es con las fuerzas públicas, lo demás es ilusión", manifestó Rubén Moreira.

Asimismo, hizo un llamado a la iglesia para contribuir con la construcción de la seguridad, al indicar que la falta de apoyo moral puede desmotivar a los elementos de las fuerzas armadas.

"Les pido a todos que comprendan la necesidad inmediata y les pido a todos su respaldo, sobre todo a los líderes de opinión, porque si no los apoyan, nuestros elementos de seguridad se ven desmotivados", puntualizó.

Además, dijo que la Iglesia juega un papel importante dentro de "una sociedad que está en los límites".

"Todos hemos fallado, entonces, las iglesias pueden ayudar mucho", recalcó el mandatario estatal.

Indicó que la estrategia a largo plazo es promover los valores sociales y a corto plazo debe de ser eliminar las prácticas que fomentan violencia como los juegos de azar, peleas de gallos, así como el consumo de alcohol y drogas.

Moreira Valdés expresó que la sociedad reclama seguridad y con ello medidas contundentes.