jueves, 31 de mayo de 2012

El régimen bombardeó Hula de nuevo el miércoles, cuando hubo 62 fallecidos más, según activistas

Clinton advierte a Rusia de que su política contribuye al estallido de una "guerra civil" en Siria

Agencias Beirut 31 MAY 2012

Los rebeldes del Ejército Libre de Siria, integrado por desertores, urgen al enviado de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, a que declare oficialmente el fracaso de su plan de paz para tomar las armas contra el régimen. El general que dirige las tropas rebeldes, Riad al Asaad, ha hecho esta petición después de que el coronel Qassim Saadeddine diera un ultimátum de 48 horas al Gobierno de Bachar el Asad (hasta el mediodía del viernes) para cumplir el alto el fuego acordado entre ambas partes a mediados de abril, informa la BBC. De todos modos, ambas partes han violado sistemáticamente la tregua. El general Al Asaad ha desautorizado a su subalterno en lo que respecta al ultimátum.

Por su parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha reiterado hoy en una visita a Dinamarca el apoyo de Washington al plan de paz de Kofi Annan y ha responsabilizado a Rusia del deterioro de la situación por el veto que ha impuesto, junto con China, a los dos intentos de resolución sobre Siria que han llegado al Consejo de Seguridad de la ONU: "Los rusos dicen que no quieren asistir a una guerra civil. Les he estado diciendo que su política va a contribuir a una guerra civil [en Siria]".

El coronel Qassim Saadeddine ha recalcado, en una comparecencia en vídeo, que el Gobierno debe "implementar inmediatamente un alto el fuego, retirar sus tropas, tanques y su artillería de ciudades y pueblos de siria". "También debe permitir inmediatamente la entrada de ayuda humanitaria en todas las áreas afectadas, liberar a los detenidos. El Gobierno debe incorporarse a una negociación en serio con las Naciones Unidas para entregar el poder a los sirios", ha dicho el coronel en unas declaraciones posteriores al descubrimiento por parte de los observadores de la ONu de 13 cadáveres maniatados y con sendos tiros.

China, en cambio, ha insistido en que el mundo debe dar más tiempo al plan de seis puntos del enviado Annan con el argumento de que no puede haber soluciones instantáneas a una crisis tan compleja como la siria. La reciente visita del enviado de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, de dos días a Damasco no ha dado frutos por el momento. Mientras, en el otro frente diplomático, el del Consejo de Seguridad, dos de las potencias con derecho a veto, Rusia y China, han dejado clara su oposición frontala una intervención militar.

El embajador de Siria ante Naciones Unidas, Bashar Jaafari, ha afirmado que la implementación del plan de Annan requiere la voluntad política de todos los que instigan la violencia, suministran armas, financian y protegen a "los terroristas", y no sólo del Gobierno sirio.

El Ejército regular sirio retomó el miércoles el bombardeo de Hula, que dejó 62 nuevas víctimas mortales, según informaron activistas a France Presse. Esta ciudad fue escenario de una espeluznante matanza la semana pasada que el Consejo de Seguridad de naciones Unidas condenó por unanimidad en una sesión de urgencia. El Consejo Nacional Sirio, un órgano de la oposición, acusó a Rusia de animar a El Asad a cometer "ataques salvajes" por su negativa a endurecer las sanciones al régimen.

Los rebeldes también reclaman el fin de los ataques al grupo de observadores de Naciones Unidas que está sobre el terreno para supervisar el alto el fuego.

El presidente sirio ha excarcelado a "500 personas implicadas en los acontecimientos ocurridos en Siria, y que no tienen las manos manchadas de sangre", según ha informado la televisión oficial. El enviado de la ONU durante su visita un gesto en este sentido.