sábado, 26 de mayo de 2012

Hollande promete en Afganistán una salida “coordinada” de sus tropas

El presidente francés viaja por sorpresa al país asiático para visitar a sus soldados y a Karzai

París 25 MAY 2012 - 07:26 CET26

El presidente de Francia, François Hollande, ha llegado a primera hora de este viernes a Afganistán en un viaje sorpresa en el que visitará a las tropas francesas desplegadas en el país y al presidente afgano, Hamid Karzai, con quien ya se reunió recientemente en la cumbre de la OTAN en Chicago, según ha informado la oficina presidencial gala.

Hollande, que planea acelerar la retirada de tropas francesas de Afganistán (unos 3.300 soldados) a finales de este año 2012, ha prometido que la salida se hará de manera "ordenada y coordinada con los aliados". El presidente está acompañado por el ministro de Exteriores, Laurent Fabius, y el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian. La decisión de Hollande supone un anticipo de dos años respecto al calendario previsto inicialmente. Estados Unidos, el país que encabeza la misión militar en el país asiático, replegará a sus soldados a finales de 2014.

La amenaza terrorista esta en parte terminada, según el presidente francés

Durante su visita, el mandatario francés —que ha visitado Berlín, Washington, Chicago y Bruselas desde su investidura, el 15 de mayo— se comprometerá a mantener el tratado de cooperación a largo plazo firmado con Kabul para la etapa posterior a la retirada militar de los países occidentales. "Hay que explicar también a las tropas que su misión estará pronto terminada, y que en buen orden y con gran orgullo nos vamos a retirar y pasar a los afganos la gestión de su territorio y la defensa de su soberanía", ha dicho Hollande. Según el presidente, "la amenaza terrorista que enfocaba a nuestro territorio y al de nuestros aliados desde Afganistán" no ha "desaparecido totalmente" pero sí está ya "en parte acabada".

En principio, la ISAF (misión de la OTAN en Afganistán) prevé traspasar el mando de las operaciones militares de combate a los militares afganos a mediados de 2013. El repliegue continuará a lo largo de 2014, y a partir de finales de este año solo permanecerán en el país un puñado de militares en calidad de asesores. El plan es bastante similar al ya ejecutado en Irak, y culminado a finales de 2011 con la retirada de los últimos soldados de Estados Unidos.

"Permaneceremos en Afganistán pero cumpliendo un papel diferente. Nuestra cooperación se centrará en ámbitos civiles", añadió el mandatario francés. A Francia se le ha pedido que contribuya con 200 millones de dólares al año como parte de los 4.100 millones de dóalres que costará la misión a partir de 2014. Hollande ha apuntado que no se comprometerá a aportar ninguna cantidad hasta que no se conozca cómo se gestionará el dinero.