lunes, 28 de mayo de 2012

Golpean en Saltillo a 20 mujeres al día

Mónica Hernández
28 mayo 2012

Aumentan denuncias desde la creación de unidad para atender violencia intrafamiliar


En un mes, son más de 600 las llamadas de auxilio que recibe la Unidad Especializada para la Atención a la Violencia Familiar.

Ese organismo, que entró en funciones el 15 de abril, desde esa fecha comenzó a contabilizar los reportes de mujeres agredidas.

La Unidad brinda atención y ayuda a quienes sufren de violencia, ya sea verbal, psicológica o física.
El protocolo para atender cada caso comienza con la llamada de auxilio de la víctima, o bien de aquellos quienes deciden alertar a la Policía acerca de la agresión.

“La ayuda que se les brinda a las víctimas de violencia es psicológica y, si así lo desean, también legal”, comentó Karina Rodríguez, responsable de la Unidad.

Antes de su creación, el número de agresiones registradas por la Dirección de Policía Preventiva Municipal fue bajo, pues durante los primeros tres meses del año, se presentaron en total 10 casos de violencia intrafamiliar, pero a partir de abril el número se disparó.

La razón, de acuerdo a fuentes de la propia Policía, es que no se contaba con un área específica que diera seguimiento a estos casos; además, muchos de ellos ingresaban como peticiones de familiares o por daños a propiedad, lo que le restaba importancia a las agresiones sufridas.

Cuando se investiga un caso, el personal de la Unidad Especializada se hace acompañar de elementos de la Policía Municipal, con el objetivo de capturar al agresor.

En términos generales, los agresores de mujeres tienen el perfil de una persona controladora, celosa y posesiva.

De las peticiones de intervención, entre un 80 y 90 por ciento de mujeres ya han sido auxiliadas.
La Unidad Especializada para la Atención a la Violencia Familiar abre un expediente de cada caso para establecer la causa de al agresión, y se realiza la investigación acerca del agresor, se especifican antecedentes penales y su posible dependencia a sustancias tóxicas, con la finalidad de catalogar el grado de riesgo en el asunto.

“Se hace especial hincapié en que sus hombres no van a cambiar”, destacó la funcionaria, “que lo que ellas viven es un ciclo y que son ellas las que deben tomar la decisión de abandonar a quienes las agreden”.

Karina Rodríguez expuso que del 19 al 20 de mayo se registraron 85 casos de violencia intrafamiliar, y en todos ellos casos fueron esposas, madres, hermanas o cuñadas, las mujeres agredidas.

Añadió que a los hombres violentos también se les atiende, si están dispuestos.

“Atendemos ambas partes, de nada serviría si solamente lo hacemos con las mujeres”, concluyó, “en lo que va de este mes nos hemos dado cuenta que hay mucho por hacer, debido a que los índices que estamos registrando son altos”.

Violencia en casa

600 incidencias
166 detenciones
6 menores de edad asegurados.
18 canalizaciones a refugios.
23 traslados a refugios.
5 canalizaciones a Casa Cuna
16 acompañamientos al MP.
9 labores de mediación (cuando hay una sentencia dictada por un juez, respecto a menores)

¡Hasta el calor desata la violencia!

Alejandro Montenegro

Aunque la principal causa que orilla a los agresores a atacar a sus parejas es el consumo desmedido de alcohol, un factor externo involucrado en el aumento de violencia intrafamiliar en Saltillo, es el calor.

“Con motivo de las altas temperaturas disminuye mucho la tolerancia y a cambio aumenta el estrés, lo que detona en las peleas en los hogares”, dijo la psicóloga Perla Jiménez.

Aseguró que el calor muchas veces funge como el complemento de otros problemas que desatan la violencia.

“Lo peor que puede pasar es que haya una familia disfuncional”, comentó, “es en esos estratos donde se da más la violencia, pero llegar acalorado a tu casa y luego que encima llegues discutiendo con tu esposa y tus hijos, ya no te puedes aguantar y terminas desquitando la furia a golpes”.

En tales circunstancias, lo mejor que puede hacer un padre de familia es llegar a su casa evitando el contacto con otras personas y permanecer así hasta que el calor desaparezca.

“Las mujeres también tratar de no ‘engancharse’ con sus maridos, mejor dejarlos que solos se les pase”, finalizó.