sábado, 31 de agosto de 2013

Exigen transparencia al gobierno municipal de Torreón

 

FABIOLA P. CANEDO / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
/i/2013/08/530813.jpeg
Protestan. Participación Ciudadana 29 se manifestó en la Plaza de Armas, frente a las oficinas municipales.
 
Alrededor de 200 personas acudieron ayer a la manifestación convocada por Participación Ciudadana 29 en la Plaza de Armas, para exigir a las autoridades municipales rendición de cuentas y que la entrega-recepción de la administración sea con total transparencia.
 
730 PERSONAS han firmado la petición en internet, indicó la asociación.

"No queremos que haya cosas ocultas en la administración", explicó Ricardo Segura, integrante de la asociación civil.
Dijo que les interesa participar como testigos en el proceso de entrega-recepción para garantizar la transparencia en el próximo Ayuntamiento.
Señaló que, aún cuando han encontrado cierta resistencia por parte de las autoridades, seguirán insistiendo para que en la próxima administración se puedan tener mejores condiciones y que no se caiga en los mismos "vicios" que en la que encabeza Eduardo Olmos, en términos de la opacidad con la que se han manejado los recursos públicos y el Simas.
Participación Ciudadana 29 (PC29) ha insistido en una auditoría externa al Simas Torreón, a fin de tener un diagnóstico más certero sobre las condiciones del organismo operador.
La asociación consideró que Torreón enfrenta en la actualidad un fuerte rezago en cuanto a los servicios públicos, que señaló como deficientes, además de que en esta gestión la obra pública fue mínima y no hubo avances en términos de infraestructura o inversiones.
Segura dijo que esta situación es culpa de los ciudadanos y se incluyó, pues advirtió que "no hemos vigilado a las autoridades, les dejamos abierto el cajón, pero nunca les vigilamos".
Dijo que la próxima administración recibirá a un Municipio endeudado por más de mil millones de pesos, según las estimaciones de los propios funcionarios.
Los asistentes firmaron el documento donde expusieron su descontento por las deficiencias en la administración, la deuda, la opacidad con la que se ha conducido y exigieron soluciones para que haya una mejoría de la ciudad de Torreón.