viernes, 30 de agosto de 2013

Astillero

 

¿Cuál es el mensaje?
Enredos de EPN
Monreal alerta

Julio Hernández López

Foto
CNTE Y LEGISLADORES ACUERDAN MESAS DE TRABAJO. Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se reunieron la tarde de ayer en el hotel Imperial con una comisión bicamaral de legisladores de PRI, PVEM, MC y PRD, con la que acordaron instalar mesas de trabajo sobre las reformas legislativas en materia de educación. En la imagen, Francisco Bravo, Rubén Núñez y Juan José Ortega informan acerca del encuentroFoto José Antonio López
 
 
Un mensaje político que en otras circunstancias parecería rutinario ha estado ahora particularmente cargado de giros, ajustes y confusiones. Aun cuando el primer informe de labores de Enrique Peña Nieto como ocupante de Los Pinos será entregado por escrito al Congreso de la Unión el próxi- mo domingo 1º, el priísta ha querido valerse del recurso blindadamente supletorio que utilizaron los panistas Fox y Calderón para fabricarse una escenografía de autoelogio sin riesgos, frente a un vigi­lado público seleccionado por su predisposición al cumplimiento del ritual en turno y con un discurso central como el que en su época dorada el priísmo y sus aliados podían aplaudir a rabiar en la Cámara de Diputados donde también sesionaba, para esos fines, la de senadores.
Motivado por los buenos resultados del experimento de domesticación de cúpulas partidarias denominado Pacto por México, el peñismo exploró semanas atrás la posibilidad de que el ex gobernador mexiquense pudiera acudir a una sesión especial del Congreso, como en las décadas del esplendor del jurásico de tres colores. Visto que era poco recomendable intentar dicho lance de plena restauración cesarista, se habló de organizar un magno acto político en Palacio Nacional, aunque siempre con el riesgo de que la Plaza de la Constitución fuese tomada por grupos en protesta que podrían afear la linda ceremonia al interior del recinto histórico.
Luego se pensó en el Auditorio Nacional, pero había complicaciones por conciertos ya programados (este sábado se realizará allí una de las presentaciones anuales de uno de los principales cantores de la protesta social en México, Óscar Chávez, bajo un título tomado de una de las canciones que interpreta, Se vende mi paíshttp://bit.ly/19R5SzU –, demasiado ilustrativo del momento que se vive en México) y evidentemente su ubicación sería alcan­zable por movimientos como el de los profesores en lucha.
Entonces apareció la opción castrense, a un lado del propio Auditorio Nacional, apenas unos metros de distancia pero un mundo de significados negativos adjuntos, una especie de búsqueda de refugio del impugnado poder civil en terrenos militares (si en la Iberoamericana se dio por cierta la versión de que EPN había tratado de guarecerse en algún servicio sanitario público, ahora parecería que había buscado protección bajo el verde olivo, en un predio absolutamente infranqueable).
Los enredos no fueron sola­mente en el plano geográ­fico. Primero se habló de que Peña Nieto lanzaría su famoso mensaje político el mismo domingo en que habría de ser entregado al Congreso el informe por escrito de estos primeros nueve meses de actividades. Sujeto a múltiples jaques, el jefe de Gobierno capitalino solicitó a las autoridades del futbol profesional de primera división que pasaran para otros días los juegos que habrían de celebrarse en el estadio Azul (Cruz Azul contra Querétaro) pero, sobre todo en el Universitario (Pumas contra América), donde los ímpetus deportivos podrían tomar senderos políticos. No habría tantos policías disponibles para atender tantos focos rojos, habría sido el argumento de Miguel Ángel Mancera.
En ese contexto de equívocos copeteados, el propio Peña Nieto informó que suspendía un importante viaje a Turquía. Primero se habló de que la razón de ese chirriar diplomático estaba en los riesgos bélicos relacionados con Siria. Luego, el propio mexiquense explicó que había decidido quedarse en México para atender asuntos internos, como la continuidad del proceso de las reformas que llama estratégicas, y anunció que replantearía el formato, la fecha y la hora de su ya casi mítico mensaje.
Ayer, el subsecretario de Gobernación encargado de asuntos mediáticos, Eduar­- do Sánchez, dio a conocer que las palabras itinerantes ya encontraron domicilio y horario definitivo: la residencia asignada a quien ejerce el Poder Ejecutivo, Los Pinos, a las 10 de la mañana, este lunes (mismo día al que se pasó el Pumas-América). Habrá invitados especiales y se transmitirá por radio y televisión, es decir, será como una grabación en casita, con amigos. El vocero Sánchez actualizó el registro de las motivaciones de Peña: los cambios fueron con el propósito de que no se siga alterando la vida de la ciudad de México.
A juicio de voces normalmente bien informadas, como el diputado Ricardo Monreal, actualmente miembro de la bancada del Movimiento Ciudadano, tanto zigzagueo y replanteamiento tienen razones más profundas. En un artículo denominado El atencazo que viene, el ex gobernador de Zacatecas asegura que la represión contra los maestros que disienten de la reforma educativa (...) será entre la noche del viernes próximo y la madrugada del domingo. No está planeado que corra la sangre al río, pero sí que haya ríos de botas, uniformes, cascos, escudos, toletes, gases lacrimógenos y mangueras de agua a presión para desalojar y replegar a los maestros.
Según Monreal, los dirigentes visibles del movimiento serán los primeros aprehendidos, acusados de delitos federales como sedición, rebelión y motín. La denuncia correspondiente ya la promovió un grupo de senadores del PAN ante la PGR, mientras que el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, y el coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, se han deslindado de las movilizaciones de protesta de la CNTE. Posteriormente vendrá el desalojo de los campamentos en el Zócalo y en las calles aledañas, a cargo de las policías federal y de la ciudad de México.
Ése sería el motivo real de tantos replanteamientos, según el coordinador de los diputados del MC: preparar el mensaje político luego de la mano dura. Cuauhtémoc Cárdenas, mientras tanto, organiza una marcha sabatina del Ángel de la Independencia al Zócalo. Y grupos anarquistas y sociales diversos se preparan para salir del Monumento a la Revolución a San Lázaro el domingo 1º en que se instala el perio­do ordinario de sesiones del Congreso federal (en el que Emilio Gamboa ya no será el pastor senatorial). Uf, ¡hasta el próximo lunes, con EPN preparando viaje a Rusia el martes!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero