viernes, 16 de abril de 2010

Promete Obama que astronautas llegarán a Marte antes de 30 años

El presidente de Estados Unidos presenta en Cabo Cañaveral plan de vuelos espaciales

*Echa marcha atrás a los planes de abandonar por completo el programa Constellation
*Defiende el controvertido proyecto de la NASA de crear una astronáutica comercial

Reuters

Periódico La JornadaViernes 16 de abril de 2010, p. 2
Washington, 15 de abril. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió hoy enviar astronautas a Marte, al presentar los planes para los vuelos espaciales del país, que abandonan el proyecto de regresar a la Luna en beneficio de impulsar los viajes comerciales y llegar al espacio profundo.
Obama viajó al Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, en Florida, para defender los controvertidos planes de presupuesto de la NASA, que se basan principalmente en la opción de crear una astronáutica comercial y que para algunas personas implica el fin del dominio de Estados Unidos en el espacio.
El mandatario aseguró que astronautas viajarán al espacio profundo en 2025, con el propósito de alcanzar un asteroide u otro objeto distante, tras la realización de una serie de misiones de prueba a comienzos de la próxima década.
Después habrá un amartizaje y “espero vivir para verlo”, dijo, al tiempo que aseguró que los humanos podrían tocar suelo marciano a mediados de la década de 2030.
En cambio, descartó los viajes a la Luna. “Ya estuvimos allí... Hay mucho más para explorar en el espacio.”
Por otra parte, el presidente subrayó su intención de aumentar el presupuesto de la NASA en 6 mil millones de dólares a lo largo de los próximos cinco años.
En febrero, la administración de Obama anunció que iba a abandonar los planes iniciados bajo la presidencia de George W. Bush para el desarrollo de una nueva generación de vehículos espaciales para llevar a astronautas de nuevo a la Luna y finalmente viajar a Marte y más allá.
Este programa estaba sufriendo atrasos y consideraba más gastos de lo previsto, y los funcionarios argumentaron que nunca iba a lograr sus objetivos con los actuales financiamientos.
En cambio, Obama planeaba entregar el transporte de los astronautas estadunidenses a la Estación Espacial Internacional (EEI) a empresas comerciales.
Este jueves, el presidente estadunidense defendió el uso de vehículos comerciales, ya que permite a la NASA centrarse en objetivos de largo plazo, como los viajes tripulados a Marte, pero también revivió partes del programa que había cancelado por sufrir retrasos.
Obama dio marcha atrás a los planes de abandonar por completo el programa Constellation, que prevé el desarrollo del gran cohete Ares y la cápsula espacial Orión, para remplazar a los transbordadores.
A cambio, anunció que la cápsula será reformada para convertirse en un vehículo de huida para salvar a los astronautas de la EEI en caso de emergencia, mientras transferirá el trabajo de transporte de rutina a las empresas comerciales.
Los planes de Obama incluyen el trabajo para comenzar con el diseño de una vehículo de carga pesada que podría llevar a los astronautas desde las órbitas bajas de la Tierra a una serie de destinos, como asteroides, como paso previo a una misión a Marte.
Los humanos no abandonaron las órbitas bajas de la Tierra desde las misiones lunares en la década de los años 70.
El discurso de Obama se produce en un momento crítico de la NASA, que se prepara para el retiro de servicio de los transbordadores en septiembre de este año.
Un transbordador, el Discovery, está en órbita en la EEI y están previstos todavía otros tres viajes de estos vehículos.
El retiro de servicio de estas naves espaciales hará que los estadunidenses dependan exclusivamente de las cápsulas rusas Soyuz para sus viajes a la estación orbital.