jueves, 15 de abril de 2010

No hay pruebas de que el gobierno favorezca al Chapo, dicen autoridades

Manifiestan su apoyo a crear una policía por cada entidad

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Periódico La JornadaJueves 15 de abril de 2010, p. 3

En respuesta a cuestionamientos formulados por legisladores, los integrantes del gabinete de seguridad nacional advirtieron que es “una afirmación grave e injustificada” sostener “sin pruebas” que el gobierno federal “solape o favorezca” las actividades de la organización criminal que encabeza el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán.
En un documento entregado a la Junta de Coordinación Política del Senado –durante la reunión del lunes pasado– los funcionarios que integran el gabinete de seguridad nacional aseguran que todos los cárteles del narcotráfico han “sufrido golpes que no serían concebibles en un contexto de complicidad”.
Argumentan que de los más de 70 mil narcos detenidos durante la administración de Felipe Calderón, 24 por ciento están vinculados con el cártel de Sinaloa, y siete “de sus líderes fueron extraditados a Estados Unidos”.
Durante la primera reunión de los legisladores con los secretarios de la Defensa Nacional, Marina, Seguridad Pública, Gobernación y el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), el senador René Arce pidió que aclararan la versión que ha circulado de que el gobierno federal protege al cártel del Chapo Guzmán.
La respuesta a esa y otras interrogantes la dio el gabinete de seguridad nacional en la segunda reunión con los senadores, el pasado lunes, y fue mediante un documento de 79 cuartillas. En el mismo se resalta que el cártel de Sinaloa es “la segunda organización con mayor número de detenidos, sólo aventajada por la que integra el cártel del Golfo y los llamados Zeta”.
De igual forma se precisa que tienen presente que no enfrentan a un enemigo convencional y que es indispensable complementar la labor de las instituciones de seguridad pública con otras acciones, ya que “no puede haber una política de seguridad que prescinda de fortalecer la capacidad del Estado, como tampoco puede haber una política de prevención de la violencia que sólo se centre en responder la violencia”. El gobierno federal aboga por la propuesta de 32 policías estatales.
En el documento que entregó el gabinete de seguridad nacional refieren que en los meses recientes han constatado el enorme desafío que implica coordinar las acciones contra la delincuencia en una fuerza pública que se encuentra fragmentada en más de 2 mil corporaciones. “Esta fragmentación de cuerpos y recursos ha debilitado al Estado mexicano”.
Para revertir ese proceso y dotar de eficacia la tarea “es imperativo encontrar maneras eficientes de concentrar a las corporaciones policiacas y sus mandos”, subrayan.
El gabinete de seguridad nacional sostiene que “nos sumamos a la reflexión que iniciaron los ejecutivos de las 32 entidades federativas en la reciente reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, celebrada en Morelia, Michoacán, en la cual se pronunciaron por un nuevo modelo policial”.