miércoles, 14 de abril de 2010

Desoye gobierno llamados de auxilio en poblados tomados por narcos

La Redacción

MEXICO, D.F., 13 de abril (apro).- Mientras que habitantes de las poblaciones de Camargo y Comales, Tamaulipas, continúan enviando mensajes para denunciar la situación “tensa” que viven en esas localidades por la movilización de grupos de sicarios antagónicos de la delincuencia organizada, el gobierno de esa entidad aseguró que en esa región se vive con normalidad.
En entrevista radiofónica, el subprocurador de Justicia del estado, Hernán de la Garza Tamez, afirmó que en la población de Comales trabajan con normalidad escuelas, comercios y servicios médicos, además de que existe presencia de militares y de policías municipales y estatales.
Sin embargo, pobladores de esa localidad rural, ubicada a un costado de la presa Marte R. Gómez, han pedido a través de las redes sociales que reenvíen sus llamadas de auxilio, luego de que un grupo delictivo los tiene prácticamente secuestrados, ya que controla entradas y salidas de cualquier persona.
En el caso de Camargo, los habitantes han denunciado por correos electrónicos y mensajes en internet que la madrugada de ayer sicarios del Cártel del Golfo entraron a esta población para sostener un enfrentamiento con Los Zetas.
A pesar de que habitantes han puesto en el internet fotografías de las casas y negocios quemados, así como audios de las balaceras (http://www.youtube.com/watch?v=msO3Myls68s), el Servicio de Información Oportuna del gobierno de Tamaulipas sigue reportando ese municipio “sin novedad”.
El gobernador Eugenio Hernández Flores tampoco se ha referido a lo que ocurre en estas poblaciones. Este martes, el mandatario se reunió en sesión ordinaria con el Grupo de Coordinación Interinstitucional para la Seguridad Pública en la Casa de Gobierno, en la que estuvieron presentes representantes del Ejército, la Marina, la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Federal, la Procuraduría General de Justicia del Estado, la Secretaría de Seguridad Pública del estado y la secretaría General de Gobierno.
De acuerdo con un escueto comunicado emitido esta tarde, en esta reunión “se tomaron importantes acuerdos y acciones en este frente común contra la delincuencia”.
El alcalde José Correa, a quien le quemaron su casa y la oficina de su notaría pública, no pudo ser localizado.
En tanto, cientos de mensajes fueron enviados tanto por habitantes de Camargo, como de municipios vecinos. Demandan la actuación del gobierno para protegerlos de los combates que tienen los grupos delictivos.
“Señor gobernador, señor presidente Calderón, Srio de Gobernación, Presidente Municipal….ese para qué…. a qué se quiere llegar, que es lo que falta por pasar, que debemos hacer para que el orden se restablezca, tanto acto de barbarie”, dice uno de los mensajes enviados este martes.
“Camargo y Comales se están muriendo, y con ello un pedazo de México, que de seguro a nuestro país es el menos interesado en defenderlo, mejor sería que USA lo tomara como parte de ellos, si aquí no nos quieren tal vez los gringos saquen provecho de estas tierras y a esta gente…Ya no hay fe, ya la esperanza se está agotando, si no es que ya se acabó”, señala.

Comando ataca a policías en Altamira

El Servicio Oportuno del gobierno de Tamaulipas informó que alrededor de las 13:00 horas, en el municipio de Altamira, un comando armado atacó a dos patrullas de la Policía Metropolitana en el cruce de la carretera Tampico-Mante y el Libramiento Poniente, con un saldo de dos elementos de dicha corporación heridos, al igual que una mujer ajena a los hechos.
De acuerdo con testigos, una patrulla se ubicaba en el punto conocido como El Barquito, que divide a los municipios de Altamira y Tampico, cuando recibió disparos desde un vehículo en marcha.
Proceso14/04/2010