sábado, 17 de abril de 2010

Casos de pederastia demuestran que algo está fallando en la Iglesia: Raúl Vera

“Nadie se salva del juicio de la historia cuando hace mucho daño”

Carolina Gómez Mena

Periódico La JornadaSábado 17 de abril de 2010, p. 29

“Nadie se salva del juicio de la historia cuando hace mucho daño”, afirmó Raúl Vera López, obispo de Saltillo, Coahuila, al preguntársele si los sacerdotes pederastas librarán el señalamiento histórico que se haga de sus acciones, y asintió que aunque la prevalencia de un ambiente erotizado incide en toda la sociedad, es claro que para que se hayan dado estos casos en la Iglesia algo no ha funcionado bien; “algo está fallando acá adentro que tenemos que arreglar”.
Entrevistado al concluir la inauguración del tercer Encuentro Nacional de Defensores(as) de Derechos Humanos: la labor de las y los defensores de derechos humanos, una tarea peligrosa, Vera López y el obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz, coincidieron con lo dicho por Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas, en el sentido de que la exaltación del erotismo dificulta el respeto al celibato, pero no se expresaron respecto de que esto pudiera ser detonador de abusos a menores.
Sobre ello, Samuel Ruiz precisó: “evidentemente afecta (la existencia de una sociedad erotizada) a toda la sociedad, y sí, también repercute en los sacerdotes, que somos parte de la sociedad, no estamos fuera del mundo”. Se pronunció porque la Iglesia, como institución, siga actuando en el asunto de los clérigos infractores.
–¿Qué debe hacer la Iglesia ante esta situación de los sacerdotes pederastas?
–Cuando una cosa no es aceptable se tiene que rechazar con firmeza y denunciar la situación; no importa quién sea el que esté implicado, nosotros estamos actuando.
Vera López también se pronunció porque ante la presencia de un entorno erotizado, la Iglesia propugne un cambio.
“Nosotros tenemos que hacer una pastoral que incida profundamente en la transformación social y en todo aquello que daña al ser humano, y por supuesto que el tema del erotismo, que se diversifica en distintas líneas, es un negocio muy dañino que no respeta ni a niños ni a niñas, ni siquiera para el negocio de la prostitución y pornografía. Se negocia con el cuerpo humano, entonces nosotros debemos profundizar nuestro trabajo pastoral, pues este tipo de negocios hacen mucho daño”.
El obispo dijo que los sacerdotes deben aplicar una “pastoral transformadora de la realidad; porque si nosotros no estamos enfrentando con un trabajo pastoral serio todas estas cuestiones que perjudican a la sociedad, vamos a acabar sin saber discernir” respecto de esto.
Aparte, la Arquidiócesis de México informó que la agrupación de cristianos evangélicos Pastores Unidos por México reconoció al cardenal Norberto Rivera Carrera por la “humildad y valentía con que ha afrontado los escándalos generados por algunos malos sacerdotes” que han abusado de menores.
En una carta, el pastor Eduardo Rangel Hernández, presidente del Comité Pastores Unidos por México, expresó también a Rivera Carrera un “total apoyo por la defensa que ha hecho de los ministros de culto religioso en general que, sin culpa alguna, han sido marcados con el sello de la pederastia, convirtiéndose en objeto de escarnio y persecución por parte de algunos líderes de opinión que, utilizando los medios masivos de comunicación, buscan a toda costa destruir la obra de Dios”.