viernes, 16 de abril de 2010

Eduardo Olmos, evaluaciones de "Tío Lolo"

Para Olmos, todos sus funcionarios 'pasan'

YOLANDA RÍOS / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
AMPLÍA ALCALDE EL PLAZO PARA EVALUACIÓN DE COLABORADORES

Que siempre no. El alcalde Eduardo Olmos cambió de parecer, pues mientras que el pasado 3 de marzo declaró que al terminar los primeros cien días sus directores generales serían evaluados, ahora dice que todos están bien y que ampliará el plazo de prueba a seis meses.

Así, Olmos extendió el periodo de evaluación para sus funcionarios. "Ya pasaron la llamada curva de aprendizajo", dice, "ahora tendrán tiempo de mejorar lo realizado hasta ahora, con mayor compromiso hacia la ciudadanía''.

El 5 de enero pasado, el secretario del Ayuntamiento, Miguel Mery, informó que los funcionarios estarían a prueba durante tres meses y que incluso habían firmado un contrato de trabajo temporal por ese lapso.

El 3 de marzo el alcalde ratificó el plazo para evaluar el desempeño de los funcionarios y expresó: "se realizará una evaluación del desempeño al término de los primeros cien días; se tomará como base sólo un factor: productividad".

No obstante, ahora dice que "el monitoreo será constante, no en función de sus apariciones en medios sino del rendimiento que tengan en sus respectivas dependencias".

Olmos confía en que una vez rebasada la "curva de aprendizaje" sean "más productivos" cada uno en su área. Las que más le interesan son: Seguridad, Servicios Públicos, Obras Públicas, Desarrollo Social, Medio Ambiente, Tesorería Municipal, así como el Simas.

Olmos dice que una muestra de que le interesan los indicadores de desempeño "es el espacio que se abrió en la página web del Municipio para que la ciudadanía denuncie a los malos funcionarios municipales, a los que les brinden un mal trato, a los que no los reciban o les pidan algo''.

Otro aspecto, refirio, son los cursos de Facebook y Twitter para que los servidores públicos utilicen las redes sociales como herramientas para atender a los ciudadanos de manera más rápida.

Argumenta que no se trata de hacer trabajo virtual o impersonal, sino aprovechar la tecnología, "sobre todo en la atención de las quejas ciudadanas que no son pocas".

Para él, el Facebook es imprescindible, pues recibe sugerencias, reclamos de servicios públicos principalmente y cientos de peticiones de empleo.

Olmos y sus directores toman un curso de estas redes sociales, según dice, para estar más cerca de los ciudadanos, por Internet.

EDUARDO OLMOS
Alcalde de Torreón