domingo, 25 de abril de 2010

Acribillan al dirigente petista en Guerrero Rey Hernández

Según testigos, la víctima salió de su casa porque un conocido le buscaba cuando le dispararon.

Misael Habana de Los Santos, corresponsal Publicado: 25/04/2010 11:37

Acapulco, Gro. El líder del Partido del Trabajo en Guerrero y ex diputado local, Rey Hernández García, fue asesinado con siete balazos del AK47 afuera de su domicilio en Ometepec, informó la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil (SSP y PC).
También ex presidente municipal, Rey Hernández participaba en negociaciones para la construcción de la alianza con el PRD, Convergencia y el PAN en busca de un candidato único para el gobierno del estado en 2011.
Los asesinos se transportaban en una camioneta CR-Honda, color gris, sin placas, dispararon al dirigente estatal petista alrededor de las 10 de la mañana en el barrio San José de la cabecera municipal de Ometepec, en la Costa Chica, y luego se dieron a la fuga.
Según versiones policiacas, el petista salió de su domicilio porque un conocido le buscaba cuando dos individuos que se encontraban al interior de un camioneta estacionada desde hacía horas, según un testigo, y dispararon R15, conocidas como cuernos de chivo, sobre el ex legislador local, quien perdió la vida instantáneamente.
El cuerpo presenta cuatro impactos en la cintura, otro en el brazo izquierdo, uno más en la cara y otro en el pecho.
“Cabe hacer mención que se tuvo conocimiento que los hechos ocurrieron frente a su domicilio, donde individuos desconocidos que se desplazaban en un vehículo CRV Honda, color gris, sin placas, le dispararon, privándolo de la vida, para posteriormente darse a la fuga con rumbo desconocido”, dice el boletín informativo de la SSP y PC.
Elementos de la Policía Estatal, en coordinación con la Policía Ministerial del Estado y Policía Preventiva Municipal, implementaron un operativo para tratar de ubicar a los agresores, efectuando recorridos y estableciendo puestos de control en el área.
A decir de la misma fuente, los asesinos iban sobre él porque ninguna de las otras personas que estaban a su lado fueron atacadas.