jueves, 22 de abril de 2010

Carlos Montemayor dejó terminados cuatro libros para su publicación

Rinden al escritor homenaje póstumo en el Museo Nacional de Antropología

*Figura uno de poesía titulado Apuntes del exilio, adelanta su viuda Susana de la Garza

Ericka Montaño Garfias

Periódico La JornadaJueves 22 de abril de 2010, p. 4

El escritor, traductor y tenor Carlos Montemayor, quien falleció el pasado 28 de febrero, dejó listos cuatro libros para su publicación, entre ellos uno de poesía, género en el que desde hacía varios años no publicaba.
Se trata del volumen titulado Apuntes del exilio, adelantó Susana de la Garza, esposa del narrador durante 14 años, al finalizar el homenaje que se rindió al colaborador de La Jornada la noche del martes en el auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología.
Los otros tres son la novela Las mujeres del alba, que publicará la editorial Random House Mondadori en septiembre; un volumen de nahuatlismos derivado del Diccionario del náhuatl en el español de México, y una entrevista con la pintora y escultora Águeda Lozano realizada durante la estancia en París de Montemayor y su esposa entre 1999 y 2000.
Del poemario, el libro de nahuatlismos y la entrevista todavían no hay fecha definida para publicarse, pero “yo creo que será este mismo año”, dijo De la Garza. Apuntes del exilio “me encantó, además me lo dedicó a mí. Es un solo poema en varios cantos, creo que 10. Es sobre lo que él sentía como poeta, hay muchas imágenes. Es un poema de amor”.
Ese poema “le ayudó a sacar muchas cosas. Su trabajo en la comisión, el libro Violencia de Estado en México: antes y después de 1968, que son cosas muy fuertes. Entonces él se refugiaba tanto en la música y el canto como escribiendo ese poema. Fue más o menos un año el que le dedicó”.
Susana de la Garza, familiares y amigos del escritor y ensayista, asistieron al homenaje Carlos Montemayor in memoriam, que le ofreció la Fundación México Unido, como parte del ciclo México Unido en el Bicentenario en el que participan los ganadores del premio que ofrece esa institución y que el también activista obtuvo en 2007. La conferencia que habría impartido Carlos Montemayor estaba programada para el 25 de marzo.
Al comienzo del homenaje se proyectó en una pantalla el discurso que ofreció al recibir el premio, y ya durante la ceremonia las palabras de los escritores Ignacio Solares y Vicente Quirarte fueron acompañadas con fotografías del autor de La guerrilla recurrente en las que aparece de niño, vestido para jugar tenis o basquetbol, y de adulto, acompañado de Raúl Castro, Jorge Luis Borges, Alí Chumacero, los zapatistas.
Solares, director de la Revista de la Universidad, y Quirarte reconocieron la obra literaria del homenajeado, su trabajo como funcionario, pero sobre todo la amistad, su talento y congruencia, honestidad y disidencia, y su incansable labor como “custodio de nuestras lenguas originales”.
Carlos Montemayor “siempre tuvo un alto concepto de la amistad; enamorado de su tierra natal, su literatura iluminó y transmitió lo mejor de su tierra”, dijo Ignacio Solares.
En su poesía, “encontró su propia voz y no se dejó llevar por la pirotecnia”, destacó Quirarte, quien se refirió así al poemario póstumo Apuntes del exilio: “en él se desnuda. Es un homenaje y reclamo al amor”. Carlos, añadió, “nunca se durmió en sus laureles, los que conquistó desde su adolescencia”.
La siguiente conferencia de la fundación estará a cargo del historiador y académico Miguel León-Portilla, el 18 de mayo, también en el Museo Nacional de Antropología (Paseo de la Reforma y calle Gandhi, bosque de Chapultepec).