miércoles, 14 de abril de 2010

No actuamos con ingenuidad, responde Gómez Mont a las críticas de Sabina

Sus opiniones son bienvenidas, dice al cantautor en una misiva

Fabiola Martínez

Periódico La JornadaMiércoles 14 de abril de 2010, p. 9

El cantante español Joaquín Sabina no será sancionado por la Secretaría de Gobernación por haber criticado la estrategia de Felipe Calderón para combatir el narcotráfico.
El titular de la dependencia, Fernando Gómez Mont, le envió una carta para hacerle “algunas precisiones” y comentarle que el gobierno federal no ha actuado con ingenuidad.
Gómez Mont dijo que Sabina hizo referencia a temas de discusión universal, como la seguridad o el narcotráfico, y sus comentarios deben ser aquilatados y bien recibidos.
La Jornada publicó el 9 de abril una entrevista con el cantautor, quien afirmó que Calderón era un “ingenuo bien intencionado, en el mejor de los casos”, por haber declarado la guerra al narcotráfico sin saber bien cuáles eran sus planes ni los del enemigo; esta situación, dijo, ha traído en consecuencia más caos, más desgracia y más muertes de las que había antes.
Gómez Mont reveló que Calderón tiene “especial gusto por la música de don Joaquín Sabina” y, agregó, “se encontrarán y ahí dirá lo suyo; como español, lo veo como hermano y es bienvenido a México”.
En la carta de Gobernación –distribuida a la prensa en un boletín a las 23 horas– Gómez Mont saluda a “don Joaquín Sabina” y en seis párrafos presenta un recuento al cantante de la estrategia del gobierno federal y del Estado mexicano para combatir al crimen organizado, especialmente “la reconstrucción de fondo” de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia.
Señala que lo verdaderamente ingenuo es suponer que los delitos que tienen asolada a la población se van a resolver si el gobierno federal no hace nada. Agrega que la legalización de las drogas no resuelve el problema fundamental de seguridad en el país ni pone alto a la descomposición institucional de los años recientes, y tampoco garantiza que las bandas delincuenciales renuncien a prácticas al margen de la ley.