martes, 3 de abril de 2012

Marchan en Coahuila a casa de Rubén Moreira para pedir ayuda; negocian a medio camino

César Gaytán
03 abril 2012

Exigían la introducción de servicios primarios como luz, agua potable, drenaje, pavimentación, así como la regularización de sus predios

Saltillo. Hoy por la mañana un grupo de ciudadanos que viven en colonias marginadas, iniciaron una marcha hacia la casa del gobernador Rubén Moreira para pedirle solución a sus problemas.

La caminata inició frente al Palacio de Gobierno, bajaron por Hidalgo, y siguieron por Venustiano Carranza, hasta detenerse poco después de la calle Reynosa.

Procedentes de las colonias la Gloria, Rubén Jaramillo, Postal Cerritos y Ampliación Valle de las Aves, entre otras, alrededor de 50 personas expresaron que ya son varias las administraciones locales que les prometen respuesta y tras más de ocho años, las promesas no se han convertido en realidad.

Exigían la introducción de servicios primarios como luz, agua potable, drenaje, pavimentación, así como la regularización de los predios, expresó Hilda Escobar Cárdenas, quien se identificó como líder de los colonos. Señalaron, además, que el actual Gobernador es una persona dispuesta a ayudar a los ciudadanos, pero no quienes forman parte de su equipo de trabajo.

De manera precisa calificaron a Francisco Niebla, subsecretario de gobierno, como ineficiente al no haber logrado resultados, además de haber faltado el día de hoy a una reunión que él mismo propuso en el recinto a Benito Juárez, ubicado en la zona centro de Saltillo.

“No nos atienden, y cuando lo hacen sólo firman minutas de trabajo. No dicen que vana estudiar el caso y a trabajar en ello, pero ya no queremos promesas. Les hemos creído siempre, pero ya no, por eso vamos con el señor Gobernador”.

De cuerdo con Escobar Cárdenas, en una ocasión Francisco Niebla llegó a responder que “solamente soy el perro que cuida el rancho”, lo cual sienten como una falta de respeto.

Ya habían pedido ayuda

Cabe destacar que no es la primera vez que estos ciudadanos piden ayuda a las autoridades, pues el pasado sábado 28 de marzo, se instalaron frente al palacio rosa.

En su camino hacia la residencia de Rubén Moreira en San Alberto, el director de Asuntos Sociales del Estado, Alberto Torres, interceptó la caravana para ofrecer su ayuda como intermediario con las demás dependencias gubernamentales.

Aunque al principio se resistieron, acordaron que el próximo lunes se retome dicho tema para instalar mesas de trabajo durante el martes y miércoles, pues en estos días, dado las vacaciones de semana santa, no habría lugar que los reciba, explicó el funcionario.

Finalmente, las personas se retiraron en un par de camiones que Alberto Torres mandó traer, "para qué causar más inconvenientes", dijo.