sábado, 28 de abril de 2012

Javier Villarreal, ex-secretario de Coahuila es buscado por lavado de dinero en los Estados Unidos

Vanguardia
28 abril 2012

Autoridades de los Estados Unidos han emprendido una investigación formal para decomisar bienes e inversiones hechas por Javier Villarreal en aquel país con fondos robados del estado de Coahuila


Las autoridades federales de Estados Unidos y del estado de Texas han iniciado una investigación formal en contra de Javier Villarreal por el delito de lavado de dinero, alegando que invirtió dinero robado del estado de Coahuila, las autoridades de la país vecino han iniciado procesamientos para incautar propiedades por un valor superior a los $20 millones de dólares.


Propiedades comerciales y residenciales, una farmacia y una gasolinera en San Antonio, Texas y en Rio Grande son solo algunas propiedades que Javier Villarreal compro con el dinero malversado por parte del gobierno de Coahuila según los investigadores judiciales.


Hector Javier Villarreal, de 41 años, fue secretario del extinto SATEC (Secretaria de Administración Tributaria del Estado de Coahuila) en la administración de Humberto Moreira Valdez es ahora buscado por lavado de dinero y nexos con el crimen organizado en el condado de Bexar en Texas según las declaraciones de Tom Kelley, portavoz de la oficina general del procurador de Texas.


Villarreal es también perseguido por la PGR en México por falsificar documentos oficiales para obtener créditos por más de tres mil millones de pesos que fueron a para en beneficio a parientes y familiares del ex secretario de finanzas de Coahuila.


"La investigación esta en curso, y estamos trabajando coordinadamente con las autoridades federales" aseguro Tom Kelley al cuestionarle sobre el rumbo del caso.


Los Fiscales Federales de la división de investigación criminales de la oficina de recaudación de impuestos de los Estados Unidos (ISR) presentaron esta semana en San Antonio demandas contra Javier Villarreal pidiendo la confiscación de las propiedades entre ellos un centro comercial en North Point, otro más en RedLand Road y una casa de más de 4,000 pies cuadrados con un valor aproximado de $1.2 millones de dólares de un centro de almacenamiento y una farmacia de la franquicia CVS en Stone Oak, todos en el estado de Texas.


El esfuerzo emprendido por las autoridades por el lavado de dinero y nexos con el crimen organizado establecen un hecho inusual y sin precedentes en San Antonio.


Anteriormente los fiscales federales en estados unidos han presentado casos para apoderarse de propiedades adquiridas por lavado de dinero del cartel de Antonio Argüelles Peña y los hermanos Mauricio y Alejandro Sánchez Garza, pero en ambos casos la suma de propiedades solo se valoraba en una suma de pocos millones de dólares, cifra eclipsada totalmente por las propiedades observadas a Javier Villarreal.


Las propiedades del ex-funcionario de Coahuila, de acuerdo a documentos oficiales, son propiedad de empresas creadas por Lorenzo Schuessler Jr. de 37 años y familiar político de Javier Villarreal.


También las autoridades están buscando confiscar otras propiedades adquiridas por familiares de Javier Villarreal en el Valle de Texas.


También trascendió que están detrás de un complejo de de departamentos en la Isla del Padre denominado Peninsula y que también fue comprada en el momento en que Javier Villarreal siendo secretario en funciones del estado Coahuila recibía el préstamo de diferentes instituciones bancarias contratado con documentos apócrifos, ademas de la torre de departamentos Peninsula, han detectado una residencia y varios locales comerciales en Brownsville ademas de un lavado de autos en Harlingen, un numero de cadena de restaurantes y tiendas comerciales en la misma región también están siendo investigadas.


Javier Villarreal comenzó a trabajar en el gobierno del estado de Coahuila en el 2008, y en el 2011 fue detenido en Saltillo, Coahuila por la hoy también extinta Fiscalia del Estado y fue puesto en libertad por las autoridades del estado poco horas después y pagando una fianza de 10 millones de pesos.


Según registros, después de que las autoridades del estado le concedieron la libertad fue cuando llegó a los Estados Unidos con una visa de inversionista.


Javier Villarreal llego a los titulares de los medios de comunicación en estados unidos después de que el y su esposa, Maria Teresita Botello de 28 años y un pariente de ella, Oswaldo Coronado, de 33 años, fueron detenidos en Texas donde se les encontró 67,000 dólares en efectivo y portación de armas.


El paradero de Javier Villarreal es desconocido.


Antes de ser acusado, se manejaba que las acusaciones hechas a Javier Villarreal sostenían una motivación política ya que su jefe, Humberto Moreira, ex-gobernador de Coahuila mantenía la dirigencia del PRI, y las acusaciones a Javier Villarreal vinieron desde el PAN en un principio.


En una entrevista en aquel tiempo Javier Villarreal aseguraba a medios de México que nada tenia que ver con las empresas de Lorenzo Schuessler, después la oficina general del procurador en Texas se apodero de cuentas bancarias vinculadas a Alpus Group LLC y Toyland LLC donde se ha demostrado que ambas empresas son controladas por Schuessler para el beneficio de Javier Villarreal