jueves, 26 de abril de 2012

Advierten guerra Zetas y El Chapo

EN NUEVO LAREDO

La consultora Stratfor anticipa que la violencia aumentará en todo el país por los choques entre esos dos grupos

jueves, 26 de abril de 2012


MÉXICO, D.F. (EL UNIVERSAL).- Ante las incursiones del grupo de Joaquín "El Chapo" Guzmán en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el cártel de "Los Zetas" ha comenzado a trasladar a algunos de sus liderazgos del interior del país a esa ciudad fronteriza, de acuerdo con un despacho de la consultora Stratfor.

Señala que esta organización criminal está llamando a sus jefes de plaza de sitios como Guadalajara para proteger con mayor fuerza este bastión "zeta", que es uno de los más redituables para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.

Este refuerzo de la plaza fronteriza responde no sólo a las ofensivas del cártel de Sinaloa, sino también a las constantes incursiones del cártel del Golfo, principalmente al noreste de Nuevo Laredo, y de las operaciones del Ejército Mexicano y las fuerzas federales contra esta organización criminal.

Según la firma estadounidense, los 14 cuerpos desmembrados que fueron hallados hace una semana en Nuevo Laredo son un signo de la lucha por el territorio que mantienen estos cárteles.

En su último análisis sobre el movimiento de los cárteles de la droga en México, Stratfor detalla que el grupo que lidera "El Chapo" Guzmán emplea al cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) como brazo armado para combatir a "Los Zetas" en las plazas del cártel de Sinaloa y para realizar ofensivas en las ciudades bajo dominio "zeta", como Nuevo Laredo y Veracruz.

El pronóstico de Stratfor para la zona es poco alentador, pues advierte que durante 2012 la violencia derivada de los choques entre estos dos cárteles aumentará en todo el país, y principalmente en esa zona fronteriza.

"Aunque ‘Los Zetas’ harán esfuerzos para defender sus territorios (de los ataques del cártel de Sinaloa), seguirán enfocando sus esfuerzos en Nuevo Laredo. Con la mayoría de los camiones entrando a Estados Unidos por aquí más que por cualquier otro punto en la frontera, Nuevo Laredo representa la mejor oportunidad de los cárteles para traficar", señala el reporte.