viernes, 23 de enero de 2009

Procurador de Justicia del gobierno de Humberto Moreira, casi extiende acta de defunción de Félix Batista

Batista estaría muerto: PGJE
Afirman que la esposa del ex militar estadounidense estuvo en Saltillo para exigir a las autoridades resultados sobre la desaparición de su marido
Redacción Vanguardia
23-Enero-2009


Para la Procuraduría General de Justicia del Estado es posible que el ex oficial del ejército de Estados Unidos, Félix Batista, quien presuntamente fue secuestrado durante su estancia en Saltillo en diciembre del 2008, ya esté sin vida.
“Consideramos que existe una alta probabilidad de que esté sin vida, pero no podemos darlo por cierto hasta que no tengamos alguna prueba de ello”, declaró.
Jesús Torres Charles, titular de la Procuraduría, señaló lo anterior tras confirmar que la esposa de Batista solicitó información sobre las investigaciones de la desaparición de su marido.
Comentó que Lourdes Batista presentó una solicitud a las autoridades de Estados Unidos para que el caso sea investigado.
Y aunque hay versiones de que la señora Batista estuvo en Saltillo para buscar información de su esposo, su estancia no fue confirmada oficialmente, dado que Torres Charles mencionó que se comunicó con ella telefónicamente.
La petición fue recibida por la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales de la PGR y ésta la turnó a la PGJE, que está a cargo de las indagatorias y considera la posibilidad de que Batista haya sido secuestrado por el crimen organizado.
“Tenemos formuladas algunas hipótesis que tuvieran que ver con alguna actividad del señor Batista y que posiblemente tuvieran que ver con delincuencia organizada”, expuso Torres Charles, “no que él fuera miembro del crimen organizado, sino que éste tiene que ver en el asunto, y si se acredita esa circunstancia, la PGR tendría que tomar conocimiento del caso”.
Según versiones extraoficiales de fuentes cercanas a la investigación, la noche del 10 de diciembre del 2008, Batista habría sido entregado a sus presuntos captores con un abrazo, pues después de una llamada en el restaurante, cuando llegó la camioneta que lo iba a recoger, quien bajó del vehículo le dio un abrazo y el experto en seguridad subió. Desde entonces, se desconoce su paradero.
Poca información
Hasta la fecha, en el curso de la averiguación han comparecido como declarantes 16 personas, todas mexicanas.
“Nosotros ya tomamos conocimiento de esa carta (de la esposa de Batista)”, precisó Torres Charles, “entonces va de regreso la comunicación dándole un informe a la señora de la investigación y solicitando a la PGR el auxilio para que se recabe la ratificación de la denuncia en Estados Unidos”.
Anticipó que la PGJE solicitará a la PGR “nos apoye para formalizar la denuncia de la señora y otras diligencias que se practiquen en Estados Unidos con la familia del señor Batista”.
El Procurador reiteró que a poco más de un mes de la desaparición de Batista, no ha habido contacto con sus presuntos secuestradores.
“En todo este tiempo no ha habido comunicación con los captores, e incluso no se han puesto en contacto ni con sus familiares ni han solicitado rescate por él”, apuntó.