miércoles, 28 de enero de 2009

Catean militares casa de ganadero

Aproximadamente 70 elementos del Ejército Mexicano sitiaron el fraccionamiento Rincón San Ángel, exactamente en la casa habitación de la calle Puerta Real, propiedad del ganadero Jesús Berlanga Espinoza.
Redacción Vanguardia
28-Enero-2009

Según Berlanga Espinoza, los militares llegaron al circuito donde se localiza su casa, en tanquetas, camionetas Hummers, fuertemente armados, y que en esos momentos se encontraban sus hijos de 22, 3 y de 4 años de edad, los cuales fueron amagados por los soldados.
Minutos después los encerraron en una habitación de la vivienda, indicándoles que “no había problema, nosotros somos los buenos, nada más venimos a comprobar acerca de una denuncia anónima, en donde aseguran que en este domicilio tienen gente secuestrada”, enfatizó.
En este lugar los elementos militares permanecieron aproximadamente 10 minutos y cuando se retiraban llegó Jesús Berlanga Espinoza, quien les pidió que lo dejaran ingresar a su domicilio, negándole la entrada y recibiendo también amenazas por parte de los castrenses.
Nervioso por lo que pudiera ocurrirle a sus hijos, narró Berlanga Espinoza que levantó las manos y empezó a caminar para ingresar al interior de la misma, mientras esto sucedía los militares le apuntaban con sus armas.
Posteriormente, sin decir más, los militares se retiraron del lugar e inmediatamente después Berlanga Espinoza optó por comunicarse con el licenciado José Flores, de la Notaría # 36, quien dio fe de los hechos.
Asimismo, el ganadero se comunicó al 33 Regimiento de Caballería, donde habló con un tal coronel Gaona, a quien le pidió una explicación de lo sucedido, ya que los elementos en ningún momento presentaron una orden de cateo, pero éste le respondió que ninguno de sus elementos militares había participado en el “cateo” que sufrió en su domicilio del fraccionamiento Rincón San Ángel, solicitándole que se comunicara a la ciudad de Durango porque elementos destacamentazos en esa ciudad probablemente fueron quienes llevaron a cabo dicho operativo.
Berlanga manifestó también que en la ciudad de Durango no recibió respuesta telefónica por parte de los militares.
El ganadero aseguró a VANGUARDIA que con el acta notarial interpondrá la denuncia correspondiente contra quien o quienes resulten responsables.