viernes, 23 de enero de 2009

Cesará la PGR a 7 mil 500 trabajadores

■ El recorte afectará más a personal que reprobó exámenes de confianza, dicen en la dependencia
■ Entre enero y marzo saldrán 600, como parte del proceso de adelgazamiento de la institución
Gustavo Castillo García

Más de 7 mil 500 trabajadores de los 20 mil que laboran en la Procuraduría General de la República (PGR) empezarán a ser despedidos a partir de la semana próxima, entre ellos 33 de los principales asesores de la dependencia y 47 por ciento de los agentes del Ministerio Público Federal.

Entre enero y marzo de este año, el primer recorte afectará a más de 600 empleados, revelaron altos mandos de la institución que dirige Eduardo Medina Mora.

Las fuentes indicaron que la medida forma parte de la nueva restructuración de la PGR, en la que se mantiene la pretensión de convertirla en fiscalía de la nación, y mediante una modificación legislativa hacerla independiente del Poder Ejecutivo y que su titular sea designado por el Congreso a partir de ternas propuestas por asociaciones de profesionistas en derecho, entidades académicas y de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Asimismo, la actual administración federal busca adelgazar el aparato burocrático de la PGR, incrementar los conocimientos del personal y mejorar los niveles tecnológicos, a fin de utilizar menor número de empleados y al mismo tiempo que quienes se queden sean más eficientes.

Aunque el proceso de despido incluye personal de confianza y sindicalizado, el área más afectada será la ministerial, ya que saldrán de la institución 47 por ciento de los agentes del Ministerio Público Federal. En el transcurso de la próxima semana despedirán a los primeros 40 agentes, que son los que están adscritos a delegaciones consideradas de “alto riesgo” por la cooptación del narcotráfico, como Sonora, Sinaloa, Jalisco, Guerrero, Michoacán y el Distrito Federal.

De acuerdo con las fuentes consultadas, los susceptibles de despido están presentando una carta de entrega-recepción –como si ya se hubiera concretado su salida de la institución–, lo que se ha diseñado con la finalidad de tener control de las averiguaciones previas en curso, sus avances y necesidades.

Los demás agentes del Ministerio Público que serán despedidos, que se estima serían mil 100, en grupos de entre 10 y 20 por quincena, hasta completar el 47 por ciento del total de esa plantilla –que es de 2 mil 147 funcionarios–, son aquellos que reprobaron los exámenes de confianza.

El proceso de despidos, que alcanzará también al personal de base, empezará la próxima semana, cuando se notifique a auxiliares de los ministerios públicos y con cargos administrativos que tendrán que dejar la institución. En suma, la PGR cesará a 34.2 por ciento de su personal, señalaron los funcionarios entrevistados.

El planteamiento de adelgazar la PGR es conocido ya en el seno del gabinete de seguridad, y se le ha dado aval con la perspectiva de que se tenga una institución con personal mejor capacitado y más efectivo, señalaron las fuentes consultadas.

Cabe destacar que en las gestiones de Jorge Madrazo Cuéllar y el general Rafael Macedo de la Concha se realizaron adecuaciones a la estructura operativa y funcional de la PGR, por lo que centenares de agentes de la Policía Judicial Federal que inicialmente fueron despedidos, tiempo después regresaron a su empleo tras obtener sentencias judiciales o amparos contra el cese.