miércoles, 21 de enero de 2009

El bando antibesos, otra derrota de la derecha: Monsiváis

■ Critica nueva campaña del ayuntamiento

Carlos García y Claudia Herrera (Corresponsal y reportera)


León, Gto., 20 de enero. El ayuntamiento de Guanajuato busca remediar “un error mayúsculo con otro error mayúsculo”: su campaña para promover la ciudad como capital del beso, cuando su atención debería centrase en el bicentenario de la Independencia, comentó el escritor y periodista Carlos Monsiváis.

El fallido bando que prohibía “tocamientos obscenos”, mendicidad, los limpiaparabrisas y el comercio informal constituye un nuevo fracaso de una derecha “especializada en derrotas culturales”, dijo tras presentar su libro sobre Pedro Infante en el Fórum Cultural de León.

Luego que el alcalde panista Eduardo Romero Hicks propuso sancionar con arrestos y multas a limosneros y parejas que se dieran “besos olímpicos”, Monsiváis señaló: “Una y otra vez dicen que los citaron fuera de contexto, que no es lo que quisieron decir”.

Tratar de presentar Guanajuato como “la capital del beso”, observó, es “curar un error mayúsculo” con otro igual, envuelto en “un ofrecimiento turístico”.

En 2010 se conmemora el bicentenario de un movimiento que se inició en Guanajuato, pero el alcalde panista “pone a competir a los insurgentes con el beso”. Lo que debería cuestionarse, opinó Monsiváis, “es el derecho de un concejo municipal a querer expulsar de la realidad situaciones que por gracia o desgracia están ahí”.

Por otra parte, el gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, anunció que apoyará la campaña emprendida el lunes por Romero Hicks.

“Queremos que Guanajuato se convierta en un punto de referencia todavía más fuerte a nivel nacional. A nivel mundial también hay proyectos muy importantes, y esta campaña recibe todo el respaldo”, afirmó.

Se preguntó a Oliva si la intención de prohibir los “besos olímpicos” y las conductas “obscenas” dañó la imagen del gobierno panista en la capital del estado. “Hay que aclarar: el beso nunca estuvo incluido en el bando de policía y buen gobierno”, pero la decisión del ayuntamiento de revocar esa norma es “respetable”, indicó.

El líder estatal del Partido Acción nacional (PAN), Fernando Torres Graciano, consideró “lamentable” que los medios “hicieran nota de algo que no existía” y sentenció: “Es una mentira (…) ojalá a futuro lo menos que hagamos sea checar el documento”.

Mientras, la fallida prohibición llegó al portal YouTube, donde incluso se difunde una cumbia compuesta para el alcalde Romero Hicks. “¡Ahí viene Eduardo!”, alerta la tonada.

Mientras, en Nocupétaro, Michoacán, el secretario de Salud del gobierno federal, José Ángel Córdova, se congratuló de la corrección que hizo el edil de Guanajuato al dar marcha atrás al reglamento que impedía a las personas besarse en vía pública, medida que consideró “absurda y extraña”.

Al preguntársele si alguna vez fue al Callejón del Beso en la ciudad guanajuatense, señaló: “Por supuesto, a cada rato. Di muchos besos... Estaría en la cárcel muchas veces”.

Durante una gira del presidente Felipe Calderón por esta entidad, Córdova dijo que posiblemente con esta propuesta “le metieron gol al alcalde”, a quien calificó de “muchacho inteligente”. Además, reconoció que este tipo de propuestas no le convienen al PAN.