miércoles, 21 de enero de 2009

En pobreza alimentaria 14.4 millones de mexicanos

REGINA MARTÍNEZ

MÉXICO, D.F., 20 de enero (apro).- El titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Ernesto Cordero Arroyo, reconoció este martes que aún hay 14.4 millones de mexicanos en pobreza alimentaria, pese a que el gobierno federal ha destinado importantes recursos para disminuir el índice de marginación.

"La última medición que tenemos son 14.4 millones de mexicanos en pobreza alimentaria, y no hay un pronóstico de cuánto puede crecer debido a la crisis económica mundial", dijo en Hidalgo el funcionario federal, donde firmó -junto con el gobernador Miguel Ángel Osorio- tres acuerdos pactados en el marco del programa de Desarrollo Social y Humano, Hábitat y de Rescate de Espacios Públicos.

Al referirse al impacto de la recesión mundial en el país, Cordero Arroyo dijo que no obstante las limitaciones económicas, en Hidalgo ya hay algunos indicadores de un ligero avance en el sector social, ya que el municipio de San Bartolo Tutotepec dejó de pertenecer al grupo de los más pobres del país.

"En el año 2000, cerca de 10% de las viviendas no tenían energía eléctrica en el estado de Hidalgo y la última medición que se tiene es que esto ha disminuido y ahora ese dato disminuyó al 4% de viviendas que no tienen energía eléctrica", aseguró.

El funcionario federal también estuvo en Veracruz, donde signó un convenio con el gobernador Fidel Herrera para ejercer 102 millones de pesos en diversos programas de desarrollo social.Ahí, el titular de Desarrollo Social desmintió la supuesta desviación de recursos de esa dependencia con fines electorales.

Son "meros rumores" de algunos personajes "para descarrillar el trabajo del gobierno federal", dijo Cordero Arroyo al referirse a las acusaciones vertidas por el gobierno estatal, diputados locales y sectores del PRI.

En conferencia de prensa, afirmó que hasta el momento no hay una sola denuncia formal interpuesta contra empleados ni funcionarios de la Sedesol, supuestamente por utilizar políticamente la entrega de recursos de los diferentes programas de combate a la pobreza.

Ante las reiteradas acusaciones de la dirigencia estatal priista, el secretario añadió que los padrones de beneficiarios de los programas federales, a cargo de la Sedesol, "son confiables y no están rasurados ni manipulados", y negó que haya delegados involucrados en precampañas electorales.

La aclaración la hizo tras conocer las acusaciones en las que se señala directamente a la delegada de la Sedesol en Veracruz, Alma Aida Lamadrid, de desviar los recursos a su cargo con tintes electorales, motivo por el cual el PRI estatal exigió su renuncia.

Cordero Arroyo mencionó que en la Sedesol "tenemos la convicción y la instrucción de aplicar los programas de política pública de manera transparente, oportuna y de cara a la sociedad".

Además, subrayó, los programas de política pública a cargo de la Federación están sujetos a auditorías, evaluaciones y fiscalizaciones por parte de expertos, "que evitan que se utilicen con otros fines distintos para los cuales fueron diseñados".

Las reglas de esos programas, dijo, pueden ser consultadas en el Diario Oficial de la Federación, "donde se establecen todos los controles que están en la ley, incluso hay sanciones penales".

En este sentido, insistió en señalar que las acusaciones contra el personal de la dependencia a su cargo "vienen de rumores para descalificar el trabajo del gobierno federal, durante este año que es electoral".

Proceso21/01/2009