sábado, 1 de noviembre de 2008

Gobierno aún teme rebeliónFuerzas federales vigilan selva chiapaneca

El Universal Sábado 01 de noviembre de 2008
El gobierno aún ve al subcomandante Marcos como una amenaza y prueba de ello fue el operativo que se realizó el 4 de junio pasado, cuando dos centenares de militares trataron de ingresar a las comunidades La Garrucha, San Alejandro y Hermenegildo Galeana, en Chiapas.

Inicialmente se supo que los 200 soldados y policías federales iban en busca de plantíos de mariguana. Organismos de derechos humanos, a su vez, dijeron que buscaban al subcomandante.

Detrás de la incursión en La Garrucha, según el Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas AC (CAPISE), está la intención del gobierno federal de vigilar e impedir que el líder insurgente salga de su refugio, en la selva chiapaneca.