viernes, 28 de noviembre de 2008

Fox, con trastornos de personalidad: Vaticano

La Sacra Rota Romana que otorgó a Vicente Fox la anulación de su lazo matrimonial con Lilián de la Concha, advierte que después de una serie de pruebas sicológicas y siquiátricas practicadas al entonces presidente, se encontró que presentaba un "grave trastorno de personalidad", según difunde la revista digital ‘Reporte Índigo’ REDACCIÓN El Universal
Viernes 28 de noviembre de 2008

Los planes de boda religiosa del ex presidente Vicente Fox y Marta Sahagún pueden verse truncados por una resolución de la Santa Sede. El guanajuatense tiene un padecimiento que puede ser un obstáculo para el enlace, según los documentos eclesiásticos.
La Rota Romana otorgó a Fox la anulación de su lazo matrimonial con Lilian de la Concha. Pero le deparó una sorpresa.

El informe advierte que el ex presidente padece “serios trastornos sicológicos” que le impiden volver a contraer matrimonio religioso. No sin un permiso expreso de la jerarquía católica. ¿Lo conseguirá?

Ese es el cuestionamiento que plantea hoy la revista digital Reporte Índigo (www.reporteindigo.com) y que exhibe los documentos del 18 de mayo de 2007 en los que la Scara Rota Romana anuló el matrimonio religioso de Fox Quesada y Lilian de la Concha Estrada.

De acuerdo con la investigación de la periodista Anabel Hernández, la anulación obra en el expediente No. C.S. 50/01. Y en ella se advierte que después de pruebas sicológicas y siquiátircas practicadas a Fox cuando era presidente, se encontró que presentaba un “grave trastorno de personalidad”.

El dictamen ocupa 37 páginas de análisis y advierte que el ex presidente es narcistista e histriónico (y/o histérico) y se le advierte de la prohibición expresa de volver a contraer matrimonio religioso, sin antes consultar al tribunal eclesial.
La revelación de Reporte Índigo se da en momentos en que circula el nuevo ejemplar de la revista ¡Hola!, en la que Fox y Sahagún aparecen en la portada anunciando su futuro matrimonio religioso. “Ahora sólo estamos esperando a ver cuándo coinciden las estrellas y los astros para celebrar la ceremonia”, le dice Vicente Fox a la revista del corazón.

El proceso de anulación matrimonial religiosa entre Fox y De la Concha duró seis años y siete meses. El ponente fue el sacerdote José María Serrano Ruiz.

Vicente Fox fue representado por el abogado rotal, el profesor Aloysium de Luca, quien murió en el transcurso del proceso y fue relevado por Alphonsum V Corsi.

De la Concha no tuvo abogado. Hasta la etapa final del proceso, se le asignó uno de oficio rotal, Domenicus Teti.

El defensor del vínculo matrimonial fue el abogado del Alto Tribunal monseñor JohanneVacarotto.

Dos peritos de oficio de la Santa Sede hicieron el diagnóstico en materia psicológica y psiquiátrica, los profesores Scapicchio y Cantelmi.

Fox y De la Concha fueron sujetos a estudios y evaluaciones. Presentaron sus declaraciones y testigos en favor de su causa.

Desde el año pasado, Vicente y Marta Fox esperaban contraer matrimonio eclesial. Lo harían el 14 de septiembre en la catedral de León, Guanajuato, mientras que el banquete sería en el rancho San Cristóbal.

Y a pesar de que ya había un vestido de novia comprado en España, en San Sebastián, la ceremonia debió suspenderse porque no esperaban el vetitum en la sentencia de la anulación de la Santa Sede.

La Sacra Rota Romana señala que el diagnóstico en ningún momento descalifica a Vicente Fox para gobernar.

“Desde luego, el incapaz al matrimonio puede permanecer capaz de desempeñar otros deberes que son ajenos a esta integración interpersonal e intrapersonal. Esta advertencia es de suma importancia en el caso de que el actor (Vicente Fox) ha alcanzado objetivos altísimos que se propuso en la vida”, menciona el informe.