martes, 25 de noviembre de 2008

Toman instalaciones de mina Pasta de Conchos

Refieren que los inconformes, apoyados por un grupo de zapatistas y del Sindicato Minero Nacional, se posesionaron del área del ventilador y de algunos de los más de 20 barrenos

Hilda Fernández Valverde/ corresponsal
El Universal Saltillo, Coah.

Lunes 24 de noviembre de 2008 22:37

Unas 45 personas tomaron las instalaciones de la mina siniestrada Pasta de Conchos, en el municipio de San Juan de Sabinas.
Obligaron a irse a los guardias de seguridad privada y "lo que hagan será bajo su propio riesgo", afirmó el director de Protección Civil, en ese ayuntamiento, Federico Méndez Pacheco.

Son algunos de los familiares de 63 de los 65 fallecidos hace casi dos años por una explosión, quienes pretenden ingresar a la mina para localizar los restos de sus seres queridos.

El funcionario dijo que los inconformes, apoyados por un grupo de "zapatistas" y del Sindicato Minero Nacional, se posesionaron del área del ventilador y de algunos de los más de 20 "barrenos".

Aclaró que la presencia de Protección Civil en el lugar es preventiva y ya se les advirtió del peligro que existe si llegan a entrar porque puede haber otra explosión.

"Ya se les dijo claramente, lo saben, si hacen caso bien y si no será su responsabilidad", advirtió.

El grupo es encabezado por Rosa Mejía, viuda de Rolando Alcocer, quien era el representante de la Comisión de Seguridad e Higiene por parte de mina y firmó todas las actas de supervisión de los inspectores de la Secretaría del Trabajo Y Previsión Social (STPS), donde se asentó que la empresa cumplía con las garantías de seguridad e higiene requeridas.
La toma del yacimiento de carbón ocurrió alrededor de las 17:00 horas, luego de que uno de los vigilantes fue perseguido por varios de los deudos que trataban de quitarle a la fuerza la cámara de video con la que grabó cuando irrumpieron violentamente en la unidad Pasta de Conchos.

A las 20:15 horas aproximadamente se informó que lograron poner a funcionar el abanico auxiliar de la mina, de lo cual daría fe el notario público, Luis Alfonso Rodríguez Benavides, mientras tanto, los agentes de la empresa de seguridad privada que resguardaban el lugar, acudieron a dar parte a la policía ministerial de lo ocurrido.

Toda la planta sigue a obscuras, pues no se ha logrado restablecer el servicio de electricidad después del corto circuito provocado el domingo en la mañana, por los electricistas contratados por media docena de viudas que encabezan este movimiento para recuperar los restos de sus esposos. El ventilador general no funciona por la falta de luz.