domingo, 17 de junio de 2012

Edomex y DF: Estados claves para elección presidencial

Para el PRI, PRD y PAN es fundamental mantener su fuerza en los bastiones que históricamente les han dejado más votos en las elecciones federales, y no desfondarse en los estados que pudieran significar focos rojos

El Universal
17 junio 2012

MÉXICO, D.F..- La atención del PRI, PAN y PRD está en las entidades que concentran mayor número de votos, pero sobre todo en mantener sus bastiones políticos e incrementar su preferencia electoral entre los indecisos, aumentar la votación en Morelos y Veracruz, donde la preferencia electoral marca un voto dividido; en Oaxaca y Guerrero, entidad que se disputan PRI y PRD, y donde el PAN no tiene fuerza, y Puebla que tradicionalmente ha mostrado un “voto gelatinoso”, que cambia radicalmente de una elección a otra.

Los estados claves para el triunfo electoral de los candidatos presidenciales son Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz, Oaxaca, Guerreo y Puebla, por el número de electores que concentran.

Para el PRI, PRD y PAN es fundamental mantener su fuerza en los bastiones que históricamente les han dejado más votos en las elecciones federales, y no desfondarse totalmente en los estados que pudieran representarles focos rojos.

En el Distrito Federal las proyecciones no son favorables al PRI. Incluso, la meta inicial del partido era lograr 2 millones y medio de votos más respecto a la elección pasada, pero esto no les garantizará el triunfo, con excepción de Milpa Alta que es de tradición priísta.

Sin embargo, de acuerdo con una ficha técnica, el tricolor confía en compensar la derrota en la capital con la victoria total en el Estado de México, entidad de donde es originario Enrique Peña Nieto, Veracruz y Chiapas.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no está preocupado por lograr el registro de los representantes de casilla, ya que generalmente ha registrado una cobertura de más de 90 por ciento, mientras que para los partidos de izquierda este sí es un problema; pues en 2006 lograron vigilancia únicamente en 6 de cada 10 casillas.

Para estas elecciones, cada partido registrará —a más tardar la próxima semana ante el Instituto Federal Electoral (IFE)— alrededor de 750 mil representantes de casillas, para cuidar el proceso federal y las 15 elecciones concurrentes.

De acuerdo con los equipos de estrategia electoral de las tres principales fuerzas políticas, en Veracruz, la votación está dividida en tercios; PRI y PRD se pelean el triunfo en Oaxaca y en Guerrero. Mientras que en Puebla “el voto es gelatinoso” y se mueve “radicalmente” de una elección a otra, coinciden los entrevistados.
PRI, estructura electoral desde 1996

La estrategia del candidato priísta Enrique Peña Nieto apunta a los municipios de mayor número de votantes del País, ya que en tres meses resultaba imposible visitar grandes cantidades de municipios.

El PRI diseñó una cartografía electoral en la que dividió los municipios en tres categorías. A partir de este análisis se empezó a trabajar y a detectar los distritos prioritarios en función de votos, según una ficha técnica de la secretaría de Operación Política del CEN del PRI.

Por poner sólo un ejemplo, Oaxaca se divide en 570 municipios, pero la atención está puesta en los que concentran más votantes, como la capital y Tuxtepec, y en un segundo plano Juchitán y Salina Cruz. Y es que mientras, en 2010 la capital concentraba 263 mil 357 habitantes, en Asunción Tlacolulita solamente había 842.

El secretario Ejecutivo de la Comisión Política Permanente, órgano deliberativo del CEN del PRI, Carlos Jiménez Macías, explicó que el partido “tiene mucho tiempo” trabajando en la estructura electoral, sobre todo en el padrón de militantes y simpatizantes —parte del voto duro— a quienes se dio una “especial atención”.
En los estados donde el PRI es tercera fuerza se diseñaron, comentó, “campañas” específicas para atraer el voto indeciso.

“Hay toda una estructura que trabaja promoviendo el voto, esto no es con el candidato. El candidato va a parte, me refiero a que en cada seccional tenemos promotores a favor de nuestros candidatos, son quienes hacen un trabajo cotidiano, son quienes van a las casas y reparten propaganda, esta sola estructura tiene más de un año preparándose, en el caso específico para promocionar al candidato presidencial”, argumentó Jiménez.

Con base en una ficha técnica de Operación Política del PRI, para que Enrique Peña Nieto logre compensar la derrota de su partido en el DF, se requiere triunfar en tres estados: Veracruz, Oaxaca y Chiapas; pero resta presión el previsible triunfo en tierra mexiquense, con el padrón más grande de votantes.

En Morelos, por ejemplo, la fuerza del Partido Verde Ecologista de México —aliado del PRI— podría determinar el triunfo de Peña, pues también se prevé un voto en tercios.

Además, están otro círculo paralelo a las bases del PRI, que en su origen se llamó Fuerza Mexiquense y en el verano de 2011 fue renombrada Expresión Política Nacional (EPN), bajo el control de Jesús Alcántara, diputado por Atlacomulco en el Congreso del Estado de México.

PRD tejió estrategia en hace seis años

Andrés Manuel López Obrador, candidato de las izquierdas a Los Pinos, trabajó desde hace seis años en tejer una estructura paralela al Partido de la Revolución Democrática (PRD) para lograr la vigilancia del total de las casillas instaladas en el País, y superar el error estratégico de 2006. El Sol Azteca prevé que con la ayuda del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y la estructura perredista haya una cobertura total.

Según los documentos del plan general de estructura electoral y estructura de defensa legal , la apuesta del PRD es aumentar el número de representantes de casilla para poder desarrollar un elevado número de medios de impugnación.

De acuerdo con los documentos mencionados, entre 2011 y 2012, el PRD promovió 32 quejas contra actores políticos por infracciones a las leyes electorales, 20 han sido resueltas y 12 fueron fundadas.

Entre los objetivos planteados están “garantizar que la preferencia electoral de los ciudadanos a favor del PRD se vea reflejada en los resultados de los cómputos electorales” y “lograr que la ciudadanía ubique al PRD como la primera fuerza motora de la cultura democrática”.

La estrategia del PRD es registrar en los estados donde es primera mayoría los tres representantes de casilla, pero en caso de que en otras entidades aledañas falten representantes, dejar en una casilla a una persona y trasladar a otras casillas a los otros dos representantes.

Con base en la reunión de representantes ante los consejos locales del IFE, celebrada el 21 de mayo pasado, el PRD prevé ganar en Tabasco, Guerrero, Distrito Federal, Oaxaca y Morelos. En 2006, el PRD no tuvo representante en 26 mil casillas.

La alianza del PRD-PAN para lanzar gubernaturas en 2009 y la derrota en estados como Baja California Sur y Michoacán representa el mayor riesgo para que el candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista triunfe.

De acuerdo con las proyecciones del partido, delineadas en la reunión antes mencionada, el único Gobernador en el que se podría confiar la no intervención a favor de otro candidato distinto al PRD es el de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo.

López Obrador apuesta a ganar en el sureste del País, con excepción de Campeche, que prácticamente mantiene una preferencia electoral a favor del tricolor.

En cuanto a candidatos, el PRD realizó 31 registros nuevos porque los originales renunciaron, y se hicieron cinco cambios de candidatos por resolución del Tribunal Electoral, lo que también se establece como un tema al que hay que poner cuidado.

PAN, fortalezas y debilidades

El secretario de Elecciones del Comité Ejetutivo Nacional (CEN) del PAN, Arturo García Portillo, explicó que el PAN trabaja en tres estructuras para garantizar el triunfo en la elección del 1 de julio, y admitió que es necesario tener una “especial atención” en el DF y Estado de México.

También reconoció que el partido no es primera fuerza en Tabasco, Chiapas y Quintana Roo, pero aseguró que “la situación ha mejorado” respecto a otras elecciones, e identifica como “estados críticos”, Guerrero y Oaxaca.

Otras estructuras son el área jurídica. Por lo pronto, detalló que hay registrados de 5 a 10 abogados por distrito, y la estructura de promoción del voto.

La columna vertebral de la estrategia electoral es la representación en 100 por ciento de las casillas. Los inscritos por el Partido Acción Nacional (PAN) tendrán registrado su número en una base de datos que controlará el CEN del PAN, y mediante el cual reportarán “en tiempo real vía SMS” las incidencias.

García Portillo detalló que por ahora hay un “empate técnico” con el PRI en Veracruz. Mientras que confía triunfar en Yucatán, Puebla, Guanajuato, Aguascalientes y Jalisco.

También se prevé un buen resultado en Nuevo León, Coahuila, Veracruz, Guanajuato, San Luis Potosí, y sacar una votación más amplia en el estado de Querétaro.

El secretario general adjunto para Alianzas Políticas del CEN del PAN, Rubén Camarillo Ortega, consideró que el PRI apostará al “voto corporativo” y que los gobernadores del PRI son desde hace mucho los coordinadores de campaña de Enrique Peña Nieto.

Pero admitió que el PAN sólo podrá elevar su votación siempre y cuando la gente vaya a las casillas. “Cuando hay baja participación, el PAN pierde”, dijo Camarillo.

Es bueno saber que…

Los estados claves para el triunfo electoral de los candidatos presidenciales el próximo 1 de julio son Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz, Oaxaca, Guerrero y Puebla, por el número de electores que concentran.