sábado, 16 de junio de 2012

Aparece con vida la reportera Stephania Cardoso; Calderón le ofrece protección

MÉXICO, D.F. (apro).- A una semana de su desaparición, la reportera del diario Zócalo de Saltillo, Stephanía Cardoso Rodríguez, se comunicó vía telefónica al noticiero Atando Cabos, que conduce Denise Maerker, para informar que se encuentran bien, junto con su hijo, en un lugar seguro.

Tras afirmar que por su seguridad, la de su bebé y la de su familia no puede decir dónde están y cómo llegaron ahí, la periodista pidió sí, en cambio, protección. Minutos después el presidente Felipe Calderón prometió que Cardoso Rodríguez contará con protección de la Procuraduría General de la República (PGR).

Cuando la periodista Denise Maerker entrevistaba al director de la organización Artículo 19, Darío Ramírez, sobre la desaparición de Stephanía y su hijo, ocurrida la noche del pasado viernes 8, la reportera llamó al programa.

Dijo que tomó la decisión de reaparecer porque hay muchas personas preocupadas por ella, como sus familiares, a quienes no ha contactado por su propia seguridad.

"Estamos bien mi hijo y yo, pero por seguridad no puedo llamar a mi familia, por nuestra integridad no puedo decir dónde estoy ni cómo llegamos", comentó.

Cardoso Rodríguez manifestó que hasta el momento no ha recibido el apoyo de alguna autoridad, por lo que prefirió no dar detalles de lo sucedido la noche del pasado viernes 8, luego de que dejó a sus compañeros reporteros.

Asimismo, aprovechó la llamada para solicitar el apoyo del Estado mexicano para garantizar su seguridad y la de su hijo de dos años.

Enterado de la reaparición de la periodista y a través de su cuenta de Twitter @FelipeCalderon, el Ejecutivo federal celebró la noticia y se comprometió a que la PGR le brindaría protección.

"Afortunadamente apareció viva y con su pequeño hijo la periodista saltillense Estefanía Cardoso Rodríguez. Tendrá protección de PGR", escribió el mandatario.

Sobre la desaparición, organizaciones de protección a periodistas relataron que la noche del viernes 8, Stephanía regresó a su casa, pero al día siguiente no se presentó a laborar y tampoco respondió a los mensajes de sus familiares, jefes o colegas.

El sábado 9 sus familiares encontraron la casa vacía, desordenada y una cámara fotográfica rota en el suelo, y se percataron de que su auto tampoco estaba.

Ese mismo día, el diario Zócalo de Saltillo reportó la desaparición de la periodista y la de su hijo en circunstancias que calificó como extrañas.

Señaló que Cardoso Rodríguez, quien cubre la fuente policiaca, no se presentó a laborar y no se pudo establecer comunicación con ella.

La periodista fue vista por última vez entre la noche del jueves 7 y la madrugada del viernes 8, cuando acudió en compañía de su hijo a una fiesta por el Día de la Libertad de Expresión en la que estuvieron presentes compañeros de la fuente.

Una semana después reapareció en entrevista radiofónica para informar que se encuentra bien, lo que confirmó también a través de su cuenta en Twitter @StefanaCardoso, en cuyo perfil se lee: "Amo sentir la adrenalina, escribir la realidad y aprender algo nuevo cada día.. REPORTERA POLICIACA… @CALIBRE_57 Y ZOCALO".

En el único mensaje publicado hoy reitera:

"Gracias a Dios estamos bien, pero ahora necesitamos ayuda, mi vida y la de mi bebé corren peligro…".

Proceso
16/06/2012