miércoles, 22 de julio de 2009

Sale caro rescate del Centro

YOLANDA RÍOS / EL SIGLO DE TORREÓN

EL PRESUPUESTO INICIAL DE 106 MILLONES DE PESOS FUE INSUFICIENTE DEBIDO A 'VARIABLES' EN PLANEACIÓN

El Municipio ha solicitado 34 mdp más para solventar detalles de la obra.


TORREÓN.- Errores de proyecto, conceptos de obra olvidados, trabajos de mala calidad, son algunos de los problemas a los que se ha enfrentado el rescate del Centro Histórico.
A casi un año y medio de obra, sigue pendiente la construcción del paseo Comercial que abarca la Cepeda y Valdés Carrillo donde se reubicó a 300 ambulantes, ahí se han registrado fugas de agua, todavía no termina la inmersión de cables de electricidad y se sigue soldando mallas para el sol, además de que con las recientes lluvias los puestos de los ambulantes se han goteado.
En un inicio el Comité Técnico del Impuesto Sobre Nómina (ISN) le autorizó al Ayuntamiento 106 millones de pesos para la realización de las obras en 2007. Pero según el Municipio hubo "variables" en el proyecto que los obligó a pedirle al Estado vía ISN otros 20 millones, encareciéndose así la obra.
Sin embargo, no fue dinero suficiente, ya que recientemente el Municipio pidió 14 de los 21 millones de pesos recaudados por concepto de plaqueo para comprarles mesas, sillas y malla-sombra a los ambulantes que expenden alimentos.
Entre los detalles que encarecieron la obra está el hecho de que en la planeación no se incluyó las bases de concreto para los módulos, tampoco se tomó en cuenta que para la inmersión de las líneas de electricidad y eliminar decenas de postes de la CFE era necesario contar con transformadores. Además de que de 85 módulos proyectados para los ambulantes, la suma se elevó a 90.
Actualmente está en proceso la contrucción del Paseo Comercial Hidalgo-Juárez donde se colocó concreto estampado, pero falta construir las nuevas banquetas. Además los trabajos de subterranización de líneas aéreas, colocación de transformadores de CFE y el cambio de líneas de Telmex, no registran avance.
El único trabajo concluido en su totalidad fue la reposición de tomas de agua y drenaje sanitario, trabajo realizado por el Simas y en los que invirtió 3 millones de pesos. Sin embargo, el nuevo drenaje sanitario se colapsa debido a la falta de redes pluviales.