lunes, 20 de julio de 2009

Pasta de Conchos: Quieren restos, no el dinero

Ahí, la señora María Trinidad Villasana expuso que “la irresponsabilidad y el encubrimiento de Grupo México durante estos más de tres años ha pasado su factura al Partido Acción Nacional en las pasadas elecciones federales”
Notimex 20-Julio-2009

México, D.F.- A tres años y medio de la tragedia de la mina de carbón de Pasta de Conchos, propiedad de Grupo México, donde aún están sepultados 63 mineros, las viudas, hermanas y madres reafirmaron que no quieren dinero, sino los restos de sus familiares. En la misa de cada mes frente al consorcio minero en Polanco, ahora oficiada por el obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Samuel Ruiz García, se dio lectura a un mensaje de la Familia de Pasta de Conchos.
“Sabemos que no es la única razón para explicar estos resultados, pero estamos convencidos que la tragedia de esta mina ha sido un caso donde las autoridades han mostrado negligencia”, aseveró.
“Sin embargo, el PRI está en vías de cometer el mismo error: menospreciar la dignidad de las familias de la zona carbonífera, al hacerle el juego sucio a la empresa que provocó con su negligencia la muerte de 65 trabajadores”. Desde hace semanas el ex gobernador y ex director de Pemex, Rogelio Montemayor Seguy, promueve la contratación de personal para la planta lavadora de la mina ocho de Pasta de Conchos. Sin embargo no aclaró “a los trabajadores que se comprometió con la organización a no continuar si nos oponíamos, y en efecto nos oponemos a esta acción”, sostuvo.
Expuso que se oponen porque Montemayor no es un empresario sino un político que ya no puede ser funcionario público, fue inhabilitado por haber desviado dinero a la campaña del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el año 2000.
Mientras no se rescaten los restos de los 63 mineros sepultados ni Grupo México, ni Montemayor Seguy, ni otro prestanombres pondrá un pie en el perímetro de Pasta de Conchos, sentenció.