viernes, 24 de julio de 2009

Priistas contra priistas

En Torreón, exigen “des familiarizar” al PRI

*Reyertas abiertas por la sucesión en las alcaldías

Juan Monrreal López
Julio 23 de 2009
http://democratanortedemexico.com/
http://democratanortedemexico.blogspot.com/

Torreón, Coahuila.- La Asociación regional de líderes sociales A.C. adheridos al Partido Revolucionario Institucional, protestaron esta mañana en contra de las imposiciones del PRI exigiendo “des familiarizar” al tricolor, pues aseguran que ese partido se encuentra secuestrado por unas cuantas familias “pudientes”.

Con señalamientos directos en contra de las decisiones tomadas por el presidente del PRI en Coahuila, Rubén Moreira Valdés, - alias “Zerevro” -, quien en el reciente Consejo político estatal amenazó a los propios priistas de que “toda disidencia será considerada traición”, los 52 líderes de la Asociación regional, dirigida por Roberto Picón Zedillo, Lorenzo Tovar Jaques, Ernesto Ramírez, Juan Rosales Gómez; exigieron a Jesús Salvador Hernández Vélez, presidente del Comité municipal del PRI, que se destraben los apoyos que se solicitaron y que se encuentran etiquetados en diversos programas sociales que dependen del gobierno del estado.

Los esquemas de combate a la pobreza, se controlan desde las oficinas de la Secretaría Regional de La Laguna (SDRL) y del llamado Organismo coordinador de las dependencias descentralizadas en La Laguna, regenteadas por Eduardo Olmos Castro y Antonio Juan Marcos Villarreal, ambos precandidatos a la alcaldía de esta ciudad.

Enganchada en el proceso de sucesión municipal, esta acusación de priistas exigió que las “familias” que se han agenciado la estructura del PRI para instalarse en los puestos de representación popular, les cedan algún espacio de poder, entre éstos, una regiduría.

Con cartulinas multicolores, los manifestantes señalaron directamente a la familia de Braulio y Héctor Fernández Aguirre, Carlos y Román Cepeda González, Mario Valdés Berlanga, Eduardo Olmos Castro, Salomón Juan Marcos Issa, Antonio Juan Marcos Villarreal, Samuel González, Mario e Isis Cepeda, como los clanes que han secuestrado al PRI, mediante dinero, negocios, componendas de poder con quienes mandan por ahora en Coahuila, específicamente Humberto y Rubén Moreira Valdés.

Recibidos en las oficinas priistas por el compadre de Rubén Moreira, el oportunista político ex militante del maoísmo, Jesús Salvador Hernández Vélez, - quien aun puja por obtener la candidatura a la presidencia municipal -, sólo se comprometió a conseguir cita con Gabriel Calvillo Ceniceros, responsable político del PRI en Torreón, con quien se tendrá que sentar la Asociación regional de líderes, “ para ver si les encuentran acomodo en la planilla” que contenderá por la alcaldía el próximo 18 de octubre.

Entrevistado después de la negociación con los inconformes, Jesús Salvador Hernández Vélez, dijo alterado a los reporteros de Café Político, - programa de análisis del Canal 2 de Televisión -, que los militantes tricolores pueden ir al edificio partidista como deseen, porque “el PRI es un partido vivo”, justificando el manejo faccioso que le han dado a los programas gubernamentales, una vez que líderes de colonias afines al PAN, - según él dijo -, denunciaron la selectividad con la que operan la repartición de la llamada Tarjeta de la Gente, cemento, impermeabilizantes, focos, pintura; y en los que se ha vinculado directamente Salvador Hernández Vélez, por haberlos escondido en sus bodegas de La Colonia Eduardo Guerra, tal como se escribió desde el año pasado en Demócrata Norte de México, con innumerables testimonios de líderes priistas desplazados por la dirección municipal del PRI.

Al mismo tiempo, vecinos de la Colonia Francisco Villa, junto con campesinos del Ejido La Paz, bloquearon el sitio conocido como Cuatro Caminos, - punto donde convergen el Bulevar Independencia y Bulevar Diagonal Reforma -, exigiendo que se abran los registros para conseguir la tarjeta conocida como “Monedero de la Gente”, en las que se depositan 200 pesos mensuales.

Más tarde, los inconformes denunciaron a Demócrata Norte de México, que Jesús Salvador Hernández Vélez, y el subsecretario de Desarrollo social, Rodrigo Fuentes, mandaron provocadores a su protesta. Dejaron ver que hasta allí llegaron Oscar Guerrero junto con Carmela Álamos, residentes del Ejido La Paz, provocando camorra. Carmela Álamos, alias “La Chaparra”, se enfrascó a golpes con una de las indignadas, quedando desnuda en la vía pública.

Por su parte, la Asociación regional de líderes sociales, fueron recibidos por Gabriel Calvillo Ceniceros, quien atajó las aspiraciones de los cabecillas del grupo, argumentando que, “ningún miembro de la planilla para la contienda por la presidencia municipal, el próximo 18 de octubre, deberá tener más de 35 años”, con lo que evidentemente se “violan nuestros derechos”, según aseveraron los quejosos a este medio.

Por lo pronto, estas son las primeras reyertas públicas, que anuncian muchas más antes de que se nomine el candidato priista a la presidencia de Torreón.

Los golpes en la cúpula de las “familias” dominantes priistas en los 38 municipios coahuilenses, se encuentran a la orden del día, pese a la amenaza de Rubén “El Zerevro” Moreira, de que “toda disidencia será considerada como traición”.