miércoles, 15 de julio de 2009

Casi 500 mil pesos entrarán ganando los nuevos diputados

El monto incluye dieta y dineros para realizar labor legislativa

*Parte de esos recursos no estarán sujetos a comprobación fiscal

Raúl Llanos Samaniego

Cada uno de los 66 diputados locales que asumirán el cargo el 14 de septiembre próximo tendrá asignado para su labor cerca de medio millón de pesos mensuales, que incluyen desde su sueldo hasta recursos para el trabajo político en los distritos electorales en que fueron electos. De estos dineros, algunos no están sujetos a comprobación fiscal.
Con base en información publicada en la página oficial de Internet de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), cada diputado percibirá un sueldo neto –es decir, ya descontados los impuestos– de 52 mil 964 pesos, a los cuales se suman otros 56 mil 861 que se le entregarán directamente para que realicen trabajo de gestoría entre sus electores.
Así también, a los legisladores de PRD, PAN, PRI, PVEM y PT se les entregarán, vía sus grupos parlamentarios, 134 mil 540 pesos por cabeza, cuyo fin es utilizarlos para la contratación de asesores.
Los diputados del los partidos Nueva Alianza (Panal), Convergencia y Social Demócrata (PSD), que tienen un representante popular cada uno, deberán integrarse a una de las otras bancadas para que puedan recibir una cantidad similar, ya que así lo indica la normatividad que rige esos apoyos pecuniarios.
Pero los recursos que recibirán los asambleístas no paran ahí, ya que cada representante popular podrá instalar un módulo de atención, orientación y queja ciudadana, el cual será financiado con recursos de la ALDF, que asignará mes con mes 64 mil 27 pesos para el pago de luz, agua, teléfono y el sueldo del personal que en ellos labore.
Cabe destacar que una de las erogaciones más cuestionadas a la legislatura actual, de la que también podrán hacer uso los diputados entrantes, son los 75 mil pesos por concepto del programa Ciudad de Leyes.
Con ese dinero, que se les proporcionará mensualmente, los legisladores deberán promover entre los capitalinos las decenas de leyes que en lo económico, político y social rigen la vida en el Distrito Federal.
El cuestionamiento principal a esta ayuda es que la comprobación es totalmente laxa, pues no se les exige presentar comprobantes, un informe por escrito es suficiente para asegurar que se le dio el destino previsto en la norma interna de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.
Otros recursos monetarios que se proporcionarán mes con mes a los diputados que presidirán comisiones o comités, por un monto de 75 mil pesos, serán para cubrir los sueldos de los asesores.
También se harán acreedores a otros 100 mil pesos, que cada presidente de esos grupos de trabajo legislativo podrá utilizar para hacer al menos dos eventos al año, cada uno por 50 mil pesos.
Y todo ese dinero, que suma 458 mil 393 pesos mensuales por diputado, más los 100 mil pesos anuales por comisión, sale del bolsillo de los capitalinos cuando pagan sus contribuciones.