lunes, 13 de julio de 2009

Lidera Coahuila en agua contaminada

Junto con otros cuatro estados, registra la mayor presencia de metales y sales, aunque es de los mejores en ‘calidad bacteriológica’
Arturo Estrada 13-Julio-2009/Vanguardia


Coahuila conforma el grupo líder de las cinco entidades del país con mayor contaminación en su agua por metales y sales, según evaluaciones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y otras asociaciones especializadas.
Estudios de asociaciones como México, Comunicación y Ambiente AC, AUAS y de la Conagua, señalan que la contaminación de los mantos acuíferos en nuestro estado se debe principalmente a que su suministro se basa en el subsuelo.
En la entidad hay por lo menos cinco acuíferos que están siendo gravemente sobreexplotados, además que en tres se han detectado presencia de evaporitas, que son sales minerales que disminuyen la calidad del agua.
Así, Coahuila no sólo es el tercer estado de la República donde menos llueve, también es una de las entidades con mayor cantidad de pozos sobreexplotados, lo que lo lleva a frecuentes problemas de calidad –como los ya vistos en la Región Laguna-, reveló un par de estudios de la Conagua.
En el más reciente Anuario del Agua en México, editado en 2009 con datos de 2008, la Conagua advierte que hay cinco grandes acuíferos sobreexplotados.
Los freáticos desgastados en Coahuila son El Hundido, Monclova, Saltillo-Ramos Arizpe, Región Manzanera-Zapalinamé y el Principal-Región Lagunera.
Los acuíferos mayormente sobreexplotados provocan un déficit de 514.7 hectómetros cúbicos. Es decir, que se sacan más de 514 millones de metros cúbicos de los que se recargan, lo que abate los mantos y disminuye la calidad del líquido.
Conforme a los datos contenidos en el Programa Hidrológico de la Conagua, anualmente entre las recomendaciones que hace está el reuso de aguas tratadas, desarrollar tecnologías para el ahorro del agua y establecer campañas de concientización.
El organismo detalla que la sobreexplotación de los mantos ha inducido a problemas de contaminación por elementos químicos, físicos y biológicos, pues a mayor profundidad de los mantos por su abatimiento, mayor es la posibilidad de extraer agua contaminada.
El agua -se determina en la publicación- que se utiliza no es la que cae de la lluvia, conocida como agua joven, por el poco tiempo que lleva en el subsuelo, sino la que ha permanecido ahí por miles de años, conocida como “fósil”.
El agua que contiene estos elementos dañinos a la salud es bastante antigua.
De esta forma, mientras que los organismos especializados en la materia advierten la situación del agua coahuilense, aquí en la capital del estado la empresa Aguas de Saltillo (Agsal) asegura que se podrían acceder a nuevas fuentes de abastecimiento, aunque por lo pronto sigue sobreexplotando los mismos mantos acuíferos.
Sin problema: Secretaría de Salud
A pesar que Coahuila obtiene su agua principalmente de acuíferos y que a la Comarca Lagunera se le conoce por sus mantos contaminados con metales; para la Secretaría de Salud Federal, la entidad ocupa el segundo lugar nacional en cuanto a “calidad bacteriológica”, de acuerdo con mediciones enviadas por el sector salud estatal.
Un estudio de la UNAM advierte que el 75 por ciento de la población mexicana depende del agua que se extrae del subsuelo, y en estados como Guanajuato, Durango, San Luis Potosí e Hidalgo, además del nuestro, la cantidad de fluoruro y arsénico en el agua es mayor a la considerada como normal.
Además, Conagua precisa en sus evaluaciones que esas sustancias están en mucha mayor cantidad de la que se establece en las normas de salud autorizadas, y pueden provocar graves problemas de salud en los consumidores, como debilitamiento de huesos, cáncer de piel y deformaciones permanentes.