lunes, 20 de julio de 2009

EU levanta cargos en contra de cuatro narcos mexicanos

Congela activos a cabezas de Zetas y del Golfo; ofrece recompensa de 50 millones de dls por 10 sujetos.

AFP y Notimex Publicado: 20/07/2009 13:30

Washington. Cuatro líderes de los cárteles mexicanos Los Zetas y del Golfo fueron acusados hoy lunes de narcotráfico en cortes de Estados Unidos, mientras que el Departamento del Tesoro congeló sus activos, como parte de la lucha contra los grupos criminales, se informó oficialmente.
"Hemos aprendido que la manera más efectiva de atacar y desmantelar a las organizaciones criminales es procesar a sus líderes y capturar sus fondos", indicó el fiscal general adjunto Lanny A. Breuer, citado en un comunicado del Departamento de Justicia.
Los cabecillas del cártel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla (alias El Coss) y Ezequiel Cárdenas Guillén (Tony Tormenta), y de Los Zetas, Heriberto Lazcano (El Lazca) y Miguel Ángel Treviño (El Cuarenta), fueron acusados de posesión de cocaína con intención de introducirla en Estados Unidos.
Ese cargo conlleva una pena de cárcel de diez años a cadena perpetua.
Por su parte, el Departamento del Tesoro anunció que aplicó como sanciones a esos cuatro individuos la congelación de sus activos bajo jurisdicción estadunidense y la prohibición a cualquier ciudadano de este país de entablar relaciones comerciales con ellos.
Otras 15 personas pertenecientes a esos cárteles también fueron acusadas ante tribunales federales estadunidenses por tráfico de drogas.
Como medida adicional, el Departamento de Estado ofreció hoy recompensas de hasta cinco millones de dólares por informes que lleven a la captura de cada uno de 10 líderes del cártel de El Golfo, incluido el jefe de la banda de sicarios conocida como Los Zetas.
Entre los incluidos en la lista, además de Ezequiel Cárdenas Guillén y de Heriberto Lazcano Lazcano, se encuentran Miguel Treviño Morales, Mario Ramírez Treviño, Gilberto Barragán Balderas, Juan Reyes Mejía González, Alejandro Treviño Morales y Samuel Flores. La completan Jesús Enrique Rejón Aguilar y Aurelio Cano Flores, estos últimos de Los Zetas.
De acuerdo con la dependencia, desde la creación de este programa en la década de los ochentas, el gobierno de Estados Unidos ha pagado más de 44 millones de dólares en recompensas.
Estas acciones coordinadas de los tres departamentos "no sólo servirán para llevar a estos individuos ante la justicia, sino que también reducirán significativamente la cantidad de dinero que fluye hacia los cárteles y que es tan vital para sus operaciones", dijo Breuer.
"Estas acusaciones y las recompensas demuestran nuestro compromiso con romper el ciclo de las drogas y con la violencia asociada que sigue a los cárteles, donde sea que operen", dijo una directiva de la agencia antidrogas DEA, Michele Leonhart.
El Tesoro estadunidense recordó que, desde junio de 2000, ha impuesto sanciones a más de 475 empresas y personas asociadas a los cárteles de la droga de México.