miércoles, 29 de julio de 2009

Fue asesinado el activista Fermín Mariano Matías

Identifican su cuerpo; desapareció en junio


Tania Damián Jiménez
La Jornada de Oriente

Puebla, Pue., 28 de julio. Familiares del activista Fermín Mariano Matías, quien era asesor de diferentes organizaciones sociales de Puebla y estudiante de posgrado del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dieron a conocer este martes que identificaron su cadáver, el cual está enterrado en una fosa común en el municipio de San Juan Totolac, Tlaxcala.

Manuel Mariano Matías detalló que el cadáver de su hermano –quien al parecer tenía relación con el Ejército Popular Revolucionario (EPR)– fue encontrado con cuatro balazos el 26 de junio en el paraje La Macabrona, en la comunidad de Los Reyes Quiahuixtlán, en San Juan Totolac.

Manuel exigió a las autoridades aclarar el homicidio. También acusó a las procuradurías de Justicia de Puebla y Tlaxcala de ocultar información sobre el paradero de su hermano, pues su familia interpuso el 10 de julio una denuncia penal por su desaparición y dichas dependencias respondieron que no tenían información.

La noche del lunes pasado, después de que amigos y familiares protestaron frente a la Procuraduría estatal de Justicia para exigir información sobre el paradero del activista, las autoridades indicaron que posiblemente tenían noticias de Fermín.

Los familiares de la víctima se trasladaron a Tlaxcala y lo identificaron en una serie de fotografías de cadáveres enterrados en la fosa común del panteón de San Juan Totolac. Manuel Mariano calcula que su hermano fue asesinado a finales de junio, pues el cuerpo estuvo por lo menos 15 días en el anfiteatro de la ciudad de Tlaxcala.

Asimismo, dijo que su familia sospecha que el móvil del homicidio fue político, pues Fermín Mariano estaba relacionado con las actividades de la Liga Estudiantil Democrática de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y de la Organización Independiente Totonaca de la Sierra Norte, además de que era consejero estatal del Partido de la Revolución Democrática. Negó que fuera integrante de algún movimiento armado y descartó que el móvil del asesinato sea personal o pasional, ya que no tenía problemas de ese tipo.

Fermín Mariano tenía 32 años de edad. Su familia lo vio por última vez el 18 de junio e inició su búsqueda cuando sus compañeros del posgrado se comunicaron para preguntar por él, pues no acudió a exámenes finales.

Según versiones extraoficiales, el EPR habría reclamado en un comunicado la presentación de Fermín Mariano.