viernes, 31 de octubre de 2014

La intención de Jorge Herrera Caldera, es no formar policía en GP: empresarios


Se han rechazado 800 prospectos para integrar cuerpo policiaco gómezpalatino
Juan Monrreal López
Octubre 31 de 2014

Gómez Palacio, Durango.- Con la condición de guardar su anonimato, empresarios de este municipio decidieron entrevistarse con Demócrata Norte de México, para manifestar su descontento contra el gobernador Jorge Herrera Caldera, y acusarlo de tener “clara intención de impedir que la policía de Gómez Palacio, se forme, a pesar que hace 22 meses el cuerpo de seguridad pública municipal fue desaparecido” según dijeron molestos a este medio.
Hartos de los robos a comercios, coches, y casas habitación, pero también temerosos de hablar en público del gobernador, los hombres de negocios expusieron que “dadas las condiciones de inseguridad que existen en el estado, en la región y en esta ciudad, es peligroso denunciar la lentitud con la que han actuado las autoridades estatales para formar el cuerpo de la secretaría de Seguridad Pública, especialmente el gobernador Herrera Caldera”, a quien la Constitución General de la República faculta en su Artículo 115 para intervenir cuando circunstancias de  fuerza mayor o alteración grave del orden público, “como sucede en este momento”.
De acuerdo a los entrevistados, “también existe un marcado dolo de la secretaría de Seguridad Pública del estado, a cargo de Roberto Flores Mier, al rechazar los candidatos para formar la policía municipal. Sabemos que hasta agosto de este año, se descartaron al menos 800 aspirantes que aplicaron para ser agentes preventivos. Sin más, se notificó que no pasaron el examen de confianza,  cómo si la sociedad gómezpalatina fuera una sociedad delincuencial; de 800 solicitantes se desecharon 800”, señalan.
Al margen de que el gobernador destina gran parte de la inversión pública a la capital del estado, los patrones atribuyen la decadencia económica de la región a la falta de un cuerpo de seguridad. Dicen que en diversas ocasiones han sugerido a las autoridades estatales la urgencia de la formación de la policía de la manera “más delicada posible”, pero en realidad “lo hacemos con miedo, ya que el gobernador, su hermano Antonio Herrera Caldera y el primo Rafael Herrera Piedra, han actuado de manera ilegal y visceral en contra de miembros de otros grupos políticos que los han cuestionado y por ello, los han metido a la cárcel”, recordando las detenciones del ex alcalde de Gómez Palacio y ex presidente del Congreso de Durango, Octaviano Rendón Arce, así como el apresamiento del ex alcalde de Durango, Adán Soria Ramírez; el primero vinculado con el grupo Carlos Herrera y el segundo con el senador Ismael Alfredo Hernández Deras.
Según datos de los empresarios y fuentes de la presidencia municipal de Gómez Palacio, el rechazo de los 800 candidatos a formar el cuerpo policial, le costaron al municipio cerca de 3 millones de pesos, ya que cada examen de los aspirantes cuesta 3 mil pesos, mismos que son cubiertos por las finanzas del municipio.
Desencantados los patrones apuntan que durante estos 22 meses se ha prometido la formación del cuerpo policial, pero no se vislumbra para cuando, con todo y  las afirmaciones del secretario de Seguridad Pública, Roberto Flores Mier, quien recién declaró a los medios de información que para noviembre entrarán 380 elementos a las corporaciones de Gómez palacio y Ciudad Lerdo; 250 miembros para esta ciudad y 130 para Lerdo.
“La verdad, no lo creemos; nuestra información es que el número de reclutas es menor, por lo que la sospecha de que el gobernador tiene la intencionalidad de que no se forme la policía gómezpalatina, seguirá prevaleciendo en nuestro gremio” argumentan los hombres de empresa.
Lo cierto es que el Artículo 115 constitucional faculta al gobernador a intervenir, tal como lo hiciera para formar la llamada Policía Ganadera; sólo que por interés, acción u omisión Jorge Herrera Caldera, sigue sin actuar quizá violentando el Título Cuarto de la Constitución General de la República que señala las responsabilidades de los servidores públicos.
Mientras tanto, los 350 mil habitantes, vecinos del municipio, siguen esperando cierta certidumbre de seguridad.

Twitter@jmonrreall