viernes, 24 de octubre de 2014

Encuentran otras nueve fosas con restos humanos, mochilas, zapatos, lapiceros…


Continúan pesquisas en fosas clandestinas de Iguala, Guerrero. Foto: Octavio Gómez
Continúan pesquisas en fosas clandestinas de Iguala, Guerrero.
Foto: Octavio Gómez
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Bruno Plácido Valerio, dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), informó que su organización encontró ayer nueve fosas clandestinas más, en Iguala, Guerrero.
En entrevista para Noticias MVS, el líder social dijo que tras detectar las nueve fosas, lo reportaron a la Policía Federal. “Anoche nos coordinamos, hoy están saliendo para el lugar de los hechos”, refirió.
De acuerdo con Plácido Valerio, las nueve fosas fueron halladas en “la misma zona geográfica”, en la zona de la Parota, “hacia arriba”, indicó.
“Se revisó, se destapó (la fosa) nada más para identificar carne… es reciente, porque si está semirroja la tierra, significa que es reciente el cuerpo”, dijo, aunque agregó que no se quisiera adelantar a los peritos.
Además de “carne”, mencionó que encontraron mochilas, zapatos, lapiceros, los cuales pudieron pertenecer a las víctimas.
Ahora, “esperamos que las autoridades hagan su trabajo” e identifiquen los cuerpos, señaló Plácido.
Bruno señaló que “la gente tiene mucha información” y aunque hay desconfianza, “están colaborando con darnos datos de los jóvenes” desaparecidos.
Adelantó que ya buscaron a la ONU para que se reúna con las víctimas en Guerrero.
Por su lado, Miguel Ángel Jiménez Blanco, también integrante de la UPOEG, confirmó la existencia de restos humanos en una de las fosas en que se encontraron restos de piel, cabello y unos huaraches “quemados con ácido, no con fuego. El olor es espantoso… Queda un poco de carne. No es posible saber cuántos cuerpos son, pero las fosas son frescas”.
Antes del hallazgo de estas nueve tumbas clandestinas, habían sido localizadas otras 26, en las que se encontraron restos de 28 cuerpos.