sábado, 18 de octubre de 2014

Nuevo comunicado del grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo


Al pueblo de México:
Al pueblo de Guerrero:

Compañeros, les hacemos llegar nuestro posicionamiento político sobre los acontecimientos de las recientes semanas en el país y en especial en el estado de Guerrero.

I.- Espectacular obra de teatro

Un espectacular acto histriónico ha tenido lugar, hace unos días,en Bucareli, donde connotados representantes de la alta esfera política mexicana desarrollaron en un escenario a modo, casi fantástico,bajo una fuerte lluvia otoñal, en mangas de camisa, con una sobreactuación evidente, tratando de parecer muy “graves” y al mismo tiempo muy “joviales”, “casuales” y “naturales”, el papel de funcionarios públicos “preocupados y ocupados” en resolver algunos cuantos aspectos del derruido sistema educativo nacional. He ahí la cartelera del “Teatro de aventura juvenil”.

Detenciones de “grandes capos” del crimen organizado son presentadas en rápidas y sucesivas temporadas de una cartelera teatral basada en la “novela policiaca” más ramplona, una especie de Los intocables al estilo Cantinflas: mucho ruido y pocas nueces.

Y para “hacer sombra” a Broadway, una escenificación dedicada a la apertura comercial fanática, que no se sustenta en ninguna base científica sino sólo en una fe ciega en las exportaciones sin valor agregado y en la contención salarial generalizada, cosas que supuestamente pondrán “en marcha” a una república bananera como México hacia la Tierra Prometida. Se trata de una obra hablada en un áridoespanglés,un idioma como el que inventan los niños en sus juegos fantásticos, un idioma que nadie entiende, que realmente no existe, pero con el que los protagonistas se afanan en convencer, no con pocos tropiezos, a un público expectante y emocionado, de las bondades de aquel dicho salinista de 1993: “…México no quiere ayuda de Estados Unidos, quiere competir con Estados Unidos…”Una adaptación de La rosa de Guadalupe al estilo de las “inescrutables maneras en que se manifiesta” el capital financiero.

Eso es la política mexicana. Una espectacular obra teatral. Tras bambalinas, en los vestidores, todos los actores saben que sólo están representando una gran farsa. La escenografía es grotesca, demasiado acartonada; no tiene nada de arte, ni luce natural ni espontánea, simplemente porque no es sincera ni verdadera. Todos saben que los actores son pésimos, que no tienen talento artístico alguno; todos saben que el libreto es poco creíble, que está hecho al vapor y plagado de ocurrencias absurdas; todos saben que la escenificación en general es mediocre y que lo único que la salva son los efectos especiales.

La política en México es una súper producción teatral. La política en México es politiquería, y de la más barata. Los pocos roles protagónicos están ocupados por los hijos y allegados de los directores de la compañía teatral y de los dueños del teatro. No obstante, hay, como en toda gran puesta en escena, un considerable número de actores de reparto, gente que no dice nada, que no actúa nada, que sólo llena el espacio vacío: aburridose intrascendentes personajes de relleno.La política en México es un teatro de cínicos para cínicos, deactores y espectadores cínicos.

II.- Afuera del teatro

No es casual lo sucedido hace unas semanas en Iguala, Guerrero; es consecuencia obligada de un paulatino proceso de descomposición social en todo el país. Demuestra que la base económica del país se está desmoronando. Muestra que los “cambios estructurales” son sólo cambios de fachada que no conducen a nada extraordinariamente bueno: la desigualdad social sólo se agudiza día con día.

El tema del “crimen organizado” se ha convertido en un clisé y en una excusa genial para encubrir un hecho cada vez más inocultable: el “crimen organizado” es el poder político. Si todas las políticas de seguridad implementadas desde el poder han fracasado, eso se ha debido a una sola razón: hay una organización criminal más compleja y poderosa que permea al propio “crimen organizado” y ésta se llama gobierno mexicano. Una prueba de ello es el juego perverso y tramposocon el que el gobierno del PRI trata de remarcar la innegable vinculación del PRD en los sucesos criminales de Iguala. Pero eso, en sentido estricto, se vuelca sobre el mismo PRI por una razón histórica: ¿qué es de buena parte de la dirigencia del PRD? ¿No son, muchos de ellos, mafiosos del PRI conversos a “demócratas” del PRD? El origen turbio y corrupto de esos políticos proviene del PRI, el ala mafiosa triunfante de la Revolución Mexicana. Los dirigentes más honestos del PRD quedaron atrás, en la historia, luego de ser asesinados por el PRI. Por lo demás, eso de que hay avances en el asunto de la “seguridad pública” es un argumento muy frágil. Cualquier mediocre es mejor que aquellos aspirantes a nazis que gobernaron México durante 12 años.

De lo anterior se deriva también el hecho incontestable de que los únicos referentes viables en materia de seguridad en el territorio nacional han sido y son independientes del gobierno y tienen relación con, por ejemplo, la rica experiencia de las Policías Comunitarias en diferentes partes del país.

Por otro lado, consideramos un error político, por innecesario, la agresión contra Cuauhtémoc Cárdenas y en especial contra Adolfo Gilly. Pero lo dicho por Cárdenas a la prensa, en el sentido de culpar de los hechos a grupos “sectarios”,lo muestra al menos con una visión poco autocrítica, como perredista que es. Sin embargo, apelamos a que el movimiento social mantenga la calma y logre con el tiempo apuntar mucho mejor sus baterías y a ampliar la mirada.

El cacicazgo regional es una manifestación propia de las dictaduras. No es exacto hablar de la “colombianización” de México, porque lo que sucede en este país rebasa, a veces, lo acontecido en Colombia. Sí, en ambos países hay orígenes similares, caminos comunes (los gobiernos de ambos países son rastreros sirvientes de Estados Unidos) y por consiguiente no pueden tener más que destinos infernales parecidos, pero aun así nada es exactamente igual. En México, incluso, a veces las cosas son únicas, monstruosas, sin antecedente alguno en el mundo. Y es obvio que esto suceda, al ser México una de las dictaduras más patéticas del mundo.

Hace unos años era complicado demostrar que México es una perversa dictadura, no porque no tengamos elementos a la mano, sino porque en ese entonces tenía lugar la llamada “transición democrática” y mucha gente se creía ese libreto infantil, ese “sofisma” de la democracia. Pero ahora que los poderes políticos locales “matan en caliente” ysin recato alguno a los inconformes; que lo hacen confiados en que así “desaparecerán los problemas” queda más claro que en México hay una terrible dictadura. No hay, evidentemente, una “dictadura perfecta”; pero sí hay una dictadura de clase, de pequeñas y grandes colectividades de poder económico y político, que tienen un necio afán por “perfeccionar” su podrida dictadura, la que es, repetimos, pariente directa del ala mafiosa que triunfó en la revolución mexicana.De cacicazgo compinche se nutre esa dictadura. ¿O acaso, por poner algunos ejemplos, Slim, Azcárraga y Salinas Pliego no son sino vulgares caciques de las telecomunicaciones? Son caciques de la etapa neoliberal, llamados “empresarios” pero cuyas haciendas, tiendas de raya, industrias textiles e ingenios cañeros ahora se denominan Telmex, Televisa, TV Azteca, etcétera. Los que siguen diciendo que México es una democracia son los que están dentro del teatro que describimos párrafos arriba.

III.- Pronunciamiento

1.- Hacemos pública nuestra solidaridad plena hacia los familiares y compañeros de las víctimas mortales, heridos y desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre pasado. Nos sumamos a la exigencia de que los desaparecidos sean presentados sanos y salvos.

2.- Consideramos que es importante hacer recaer la responsabilidad de tales hechos en los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal. Es esencial no dejar fuera de responsabilidad al gobierno federal, porque desde el mismo día de los acontecimientos actuó de manera omisa y tremendamente oportunista. Presumimos que supo y sabe con cierto lujo de detalle lo que sucedió aquel día, pero está actuando de tal manera que pretende reducir la responsabilidad a los ámbitos municipal y estatal. Mucha de su actuación francamente teatral ante los estudiantes del IPN fue influida por los acontecimientos en Ayotzinapa y responde también a un intento inútil de ocultar su innato carácter represivo, comprobado también, con creces, en Tlatlaya, Estado de México, unas semanas antes.

Pero no sólo eso, debemos recalcar que el origen de los principales problemas sociales en Guerrero es federal. Los grandes problemas de las escuelas normales rurales tienen su origen en el profundo desprecio hacia la educación rural por parte de todos gobiernos federales que se han sucedido en décadas… La economía federal dicta la miseria de los estados y municipios. Quien sepa algo de los Planes de Desarrollo Municipal sabe que están subordinados a los Planes Estatales de Desarrollo y que estos a su vez están condicionados por el Plan Nacional de Desarrollo. Por eso a los municipios les llega una miserable cantidad de recursos económicos que los condena al subdesarrollo crónico.

A habitantes de los estados como Guerrero les han asignado un futuro de “camareros”, de cantineros, de sirvientes y sexo-sirvientes de turistas, nacionales y extranjeros. Ningún gobierno federal jamás ha impulsado un proyecto serio de educación, de salud, de vivienda digna, de ciencia y tecnología, de industrialización para Guerrero. Como ahora, han preferido dilapidar cuantiosos recursos económicos eninnecesarios aeropuertos internacionales que sólo reflejanuna visión miope y centralizada del poder en el DF y el Estado de México, antes que impulsar un proyecto de desarrollo social de larga envergadura para Guerrero.

3.- Nos parece muy acertado y necesario prestar desinteresadamente un amplio acompañamiento social, jurídico y multidisciplinario a las víctimas de tales sucesos, sobre todo por parte de las organizaciones sociales independientes. Pensamos que es ineludible llevar al gobierno mexicano ante las instancias jurídicas internacionales y mostrar ampliamente en el exterior la verdadera imagen de lo que sucede en México, donde todos los derechos humanos se violan de manera sistemática e impune. Debe lograrse un alto a los asesinatos, desapariciones y a todo tipo de violaciones a los Derechos Humanos en México.

El gobierno mexicano, insistimos, es un represor innato, de múltiples recursos criminales, por lo que urge también que de su lado el movimiento social asuma con seriedad medidas prácticas que reduzcan el margen de acción del poder brutal que nos gobierna.

Sin embargo, es importante entender muy bien que la “justicia” no se reduce a lo jurídico. La verdadera justicia es de carácter social, lo que significa lograr importantes avances en educación, salud, vivienda, trabajo, etcétera. Por poner un ejemplo, es forzoso lograr en este momento el reforzamiento permanente de todas las Escuelas Normales Rurales del país, en todos los planos, sobre todo el financiero. Lo mismo aplica para que la CNTE refuerce su posición negociadora ante el gobierno. Este es el mejor momento para ello.

4.- Este punto queremos iniciarlo con algunas preguntas concretas, para reflexionar acerca de la necesidad de un diálogo entre todos:

A.- ¿Está ya maduro el movimiento social del país para que de manera independiente pueda financiar, organizar y dirigir en todos los aspectos un medio de comunicación audiovisual, como por ejemplo un canal de TV abierta, nacional, autosustentable y alternativo? ¿El pueblo mexicano estaría dispuesto a financiarlo e impulsarlo a través de una gran colecta nacional y de la movilización social?

B.- ¿Sería posible que el movimiento social dejara de desgastarse, en la medida de lo posible, en manifestaciones pequeñas que no son a veces muestras de fortaleza sino de debilidad organizativa y que pudiera concentrarse en preparar unas cuantas pero poderosas movilizaciones que de verdad pudieran paralizar al menos grandes regiones del país, por ejemplo la región comprendida por Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, es decir, el sur mexicano?

Hacemos un llamado respetuoso a todas las organizaciones sociales, a todos los colectivos de derechos humanos, a todos los periodistas honestos, a todos los estudiantes, a todos los profesionistas, a todos los sindicatos, a todos los colectivos, a todas las organizaciones político-militares, etcétera, a buscar la manera de construir un canal de diálogo abierto y democrático que nos permita conocernos y entendernos mejor, a estudiar con seriedad y paciencia la solución que sólo de manera independiente al gobierno deberemos resolver. Eso, tal vez, nos conducirá con el tiempo a emprender acciones generales y coordinadas.

No hablamos de un Frente, no hablamos de la Unidad Nacional, no hablamos de discutir nuestras coincidencias y diferencias, que las tenemos; hablamos de CONSTRUIR un canal ABIERTO y MADURO de DIÁLOGO. El cual puede irse construyendo primero de manera bilateral, hasta llegar después a un proceso multilateral. Lo importante es que este DIÁLOGO esté enfocado en PROPUESTAS Y SOLUCIONES. Tenemos miles de problemas; hablemos de ellos y entre todos encontrémosles soluciones.

No proponemos que este Diálogo Nacional en México, pero abierto también al mundo, tenga de antemano un programa, un plan de acción, una dirigencia colegiada, nada de eso… Proponemos ser más honestos con nosotros mismos y más humildes y construirlo todo desde abajo, dialogándolo todo. No proponemos DISCUTIRLO todo, sino DIALOGARLO todo, sobre todo lo que en este momento sea más necesario para avanzar en la lucha.

Podemos establecer unos cuantos bloques temáticos importantes para que todos, abiertamente, podamos dialogarlos con todos. No proponemos llegar necesariamente a conclusiones fatales inmediatas, sino conocer el arco iris de posibilidades organizativas que tiene el pueblo de México y el mundo.

Paso a paso veremos, de manera natural, hasta dónde y con quién es posible avanzar hacia el entendimiento, hacia la coordinación, hacia la unidad… y también saldremos enriquecidos de ideas y propuestas.

Para que no todo fuerael caos, nosotros proponemos una tríada de coordinadores vinculados a la academia o al periodismo y que hayan demostrado una trayectoria seria, objetiva, honesta y solidaria hacia el movimiento social. Pero abrimos la propuesta general para que otras organizaciones la enriquezcan. Al respecto, y como prueba de que nos interesa dialogar y encontrar mejores cauces y el avance organizativo del país podemos decir que nuestra propuesta es por ahora la de un periodista y dos académicos intachables, cuyo nombre nos reservamos por ahora. Pero al mismo tiempo aclaramos que no nos interesa promover vanguardismo alguno; nos interesa incentivar el diálogo.

Cada tema sería calendarizado para que todas las organizaciones tuvieran tiempo de estudiarlo, razonarlo y encontrarle propuestas de solución.

Nosotros participaríamos a través de este tipo de comunicación o por medio de nuestro periódico Verde Olivo.

Si esta propuesta es rechazada o ignorada no nos importará mucho, pero sí nos importará que el resto de los que quieren ver avanzar la organización del pueblo mexicano hagan propuestas alternativas. Lo que queremos es dialogar y avanzar.Estamos convencidos de que quien quiera de antemano “dirigir” o “encabezar” el movimiento social en México no sólo hará evidentesu locura inaudita, sino que además sólo logrará aislarse y generar más división en el movimiento social. Estamos y estaremos atentos a cualquier propuesta organizativa seria basada en el diálogo, el respeto, el entendimiento, el acuerdo, la solidaridad y la camaradería.

5.- Por último, reafirmamos nuestra convicción de seguir adelante en la lucha revolucionaria, de manera seria y callada, como lo hemos venido realizando en los años recientes, renunciando a todo acto lleno de futilidad y bombos innecesarios.

Nos motiva también el hecho de que parte de nuestra colectividad es de origen guerrerense. Nos enorgullecemos mucho de ello. Por lo tanto, no nos es ajena la tierra guerrerense, la del Plan de Iguala ni la dela Tixtla donde se asienta la histórica Normal Rural “Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, la normal del maestro Lucio Cabañas. No nos es ajena esa Tixtla que, en palabras del también oriundo de ese lugar, don Ignacio Manuel Altamirano, “se enorgullece de haber visto nacer en su seno a aquel egregio insurgente y gran padre de la patria que se llamó Vicente Guerrero […] esa ciudad pobrísima, oscura y desconocida”… a fuerza de olvido, desprecio y maltrato de los gobiernos federal, estatal y municipal. No lo olviden, LOS TRES PARTIDOS Y LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO SON LOS CULPABLES.

¡Vivos se los llevaron!
¡Vivos los queremos!

Tixtla de Guerrero, Guerrero, a 15 de octubre de 2014.

¡Por la revolución socialista y la liberación nacional!
¡La lucha popular revolucionaria!
¡Patria libre!
¡Y socialista!

Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo
FARP