miércoles, 29 de octubre de 2014

Teresa Álvarez del Castillo de Herrera; vanidad y vacuidad desde el DIF Durango


Tere Álvarez del Castillo.jpg2
Se describe como “Muy analítica, tolerante, accesible y paciente” mientras juzga con atavismos homofóbicos la homosexualidad

Redacción del Colectivo El Clarín*
Octubre 15 del 2014
http://www.democratanortedemexico.com

Durango, Durango.- En Durango, como en casi todo el territorio mexicano, hay varios temas sobre los cuales se guarda silencio, y no porque exista una prohibición directa, si no cultural. Uno de ellos es la función, tareas o participación en el gobierno de un Estado, por parte de las esposas de los gobernantes. El asunto no ha sido tratado seriamente por legislatura alguna, ni están en el paquete de reformas estructurales de Enrique Peña Nieto para “mover a México”. La situación de las esposas de los gobernantes es bastante contradictoria, si hasta hace algunos años no causaba daño alguno, ha llegado el momento en que es necesario precisar sus funciones y quien debe tomar cartas en el asunto es el Poder Legislativo, en la Cámara Alta como y la Baja, siempre y cuando transitemos en una consolidada República y sea verdad que estamos construyendo un país moderno.
A estas “funcionarias” (ya que realizan funciones), nadie las elige, sus quehaceres no están marcados ni definidos por ninguna ley ni reglamento, si no sólo por los usos y costumbres; no están en ese lugar (ante la sociedad) por méritos propios y sin embargo, tienen acceso al poder, influencias, recursos económicos etcétera, que usan a su libre albedrío y en la mayoría de los
casos su tarea diaria, de las esposas, es cumplir como imagen complementaria del gobernante para atraer los aplausos, aceptación y votos, manipulando la pobreza y enfermedad de la gente.
Como ejemplo del lamentable papel que algunas de ellas han desempeñado y el rechazo social al que se exponen, no vamos lejos: Martha Sahagún con los dudosos negocios de sus hijos y las costosas toallas de su baño. Angélica Rivera, en el mes de la Patria aparece en la revista “Quién” junto con otras dieciséis esposas de gobernadores, incluyendo la de Durango, en un reportaje que describe “como viven y ejercen el poder” y “de su estilo y ambición depende su influencia”, como complemento de tal “estilo” de vida, la Primera Dama de México, en la Noche del 15 de septiembre se atavió con un costoso vestido de$80,000.La Primera Dama en el Estado de Durango, Tere Álvarez del Castillo de Herrera, en la revista “Quién”, se auto describe como “Muy analítica, tolerante, accesible y paciente”. Días después en unas desatinadas declaraciones sobre un tema fuera de su alcance, la homosexualidad, perdió totalmente el piso y una vez más quedó de manifiesto que las funciones y tareas de las esposas de los gobernantes mientras no haya una normativa legal al respecto, deberán limitarse a los compromisos personales, si no, queda la percepción que sus declaraciones, son la línea de trabajo en el Estado por parte del gobernador (esposo). Las funciones de Gobierno, en las que por obligación hay que estar bien informado y no sujetas a la caridad individual, se les deben dejar a los que fueron elegidos y serán responsables ante la sociedad.
*Órgano de expresión del Frente en Defensa de la Autonomía de la Universidad Juárez de Durango (UJED).