viernes, 24 de octubre de 2014

Diputado critica apoyo del Municipio a Santos

POR: FABIOLA P. CANEDO / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
Marcelo Torres Cofiño, diputado federal del PAN, manifestó su desacuerdo por la entrega de recursos del ayuntamiento de Torreón al Club Santos Laguna, pues consideró que los recursos públicos deben utilizarse en forma responsable y no como algo patrimonial ni beneficiar con ellos a grupos particulares de interés.








Consideró preocupante que el convenio de colaboración signado por el alcalde, Miguel Ángel Riquelme y la directiva del equipo de futbol, porque no se tiene la certeza de que los recursos asignados al equipo por el Municipio (20 millones de pesos el primer año) provengan de un excedente del que se puede disponer sin detrimento de otras áreas.
"Cuando se observa la calidad de los servicios públicos, la seguridad pública, la poca atracción de inversiones, el deficiente apoyo asistencial y social que se ofrece en Torreón, se crea la certeza de que ese dinero del erario, no sobra", dijo, "pero además, porque se fomenta la visión de un trato inequitativo hacia la ciudadanía en donde, a unos, se les presiona de todas las formas posibles para que cumplan con sus contribuciones, mientras que a otros se les condonan impuestos y se les ofrecen beneficios que, por lo menos, lucen desproporcionados en la relación costo-beneficio que representan".
"Quienes se desempeñan en la función pública están obligados, no sólo por la Ley, sino también por ética, a hacer un uso responsable de los recursos públicos que están a su disposición. Rendir cuentas es, entre otras cosas, explicar de cara a los gobernados las decisiones que se toman en torno a esos recursos, en el entendido que no son de su propiedad", manifestó.
Dijo que es claro que la presencia del Club Santos Laguna en Torreón "es motivo de orgullo e imán para la atracción de inversiones y la generación de empleos" y que las autoridades deben apoyar su labor en la medida en la que sus atribuciones se los permite.
Torres Cofiño se dijo sorprendido por la "visión alarmista" del alcalde, en el sentido que sin este convenio se corre el riesgo de que el equipo cambie de casa y sea ésta la excusa que da a los ciudadanos.
"Considero que tiene problemas más importantes y sensibles que justificar a los torreonenses que la estabilidad de un municipio depende de un equipo de futbol", indicó.