lunes, 8 de octubre de 2012

‘Judas’ portaría placa; Pisan los talones a ejecutor

Confían detectives en detener en el corto plazo a asesinos del hijo del exgobernador Humberto Moreira
Vanguardia
  • 08 octubre 2012
  • Saltillo.- Muy pronto se podría conocer la identidad del “Judas” que entregó a José Eduardo Moreira Rodríguez a sus asesinos, quizá a la par de que sea detenido uno de los ejecutores del hijo del exgobernador Humberto Moreira Valdés.

    Fuentes cercanas a las investigaciones señalaron que, todo indica, que el traidor que puso al joven en manos de sus ejecutores porta uniforme y placa.

    “Hay varias personas arraigadas”, confió uno de los informantes, “la intervención de varios se pudo haber dado en distintos niveles, pero todo apunta a que hay uno en particular que sería quien lo entregó directamente, quien lo ‘puso’”.

    “Entre los autores materiales, tenemos identificados a varios”, agregó, “aquellos que directamente cometieron el ‘levantón’ y dispararon el arma homicida; son varios y estamos ya encima de uno de ellos, quien no ha salido de Coahuila”.

    La fuente señaló que la intervención del grupo criminal que lidera el Z-40 es el principal implicado en el crimen de José Eduardo, y en base a esto es que incluso se tiene que deslindar una probable responsabilidad a nivel intelectual de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, “La Ardilla”, jefe de ese grupo en el noreste de México, detenido ayer en Tamaulipas.

    Llaman la atención las investigaciones sobre el subdirector Operativo de Seguridad Pública de Acuña, Rodolfo Castillo, quien citó a Eduardo Moreira 15 minutos antes de las 18:00, hora en que ya nadie logró establecer contacto con la víctima.

    La investigación apunta a que Castillo, quien se desempeñó como director interino de esa corporación policiaca entre mayo y septiembre de este año, habría entregado a Moreira a los presuntos sicarios que lo asesinaron.

    Así, el mensaje “familia por familia”, mantas con la amenaza “Vamos por un Moreira”, la captura de un lugarteniente de Miguel Treviño Morales, “Z-40”, la detención de 39 policías de Ciudad Acuña y del subdirector de Seguridad Pública municipal, fortalecen el móvil de que el narcotráfico estaría detrás de la ejecución de José Eduardo.

    El sábado, la Armada de México, capturó a “La Ardilla”, jefe de plaza de Los Zetas en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Según inteligencia militar, es la mano derecha del “Z-40”.

    De acuerdo con el avance de las investigaciones, días antes del crimen, el gobernador Rubén Moreira fue amenazado con mantas colocadas en diversos puntos, en los que advertían “Vamos por un Moreira”.

    El día de la ejecución, una cartulina dejada a un lado del cuerpo de Moreira Rodríguez decía “familia por familia”.

    Lo anterior fortalecería la versión de una venganza de Miguel Treviño por la muerte de su sobrino Alejandro Treviño Chávez en un enfrentamiento en Piedras Negras el miércoles entre presuntos delincuentes y policías del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE).

    Ese mismo día fue asesinado Moreira Rodríguez, de 25 años, en Ciudad Acuña. De acuerdo con algunas fuentes del gobierno estatal, el cadáver de Treviño Chávez fue entregado a familiares que acudieron a reclamarlo.


    Línea de investigación

    Elementos que refuerzan la hipótesis de que el crimen organizado estaría detrás del asesinato.

    Mensaje “familia por familia”, junto a cuerpo de la víctima.

    Mantas con la amenaza “Vamos por un Moreira”, antes del crimen.

    Captura de “La Ardilla”, lugarteniente de Miguel Treviño Morales, “Z-40”.

    Detención de 39 policías de Acuña y del Subdirector de Seguridad Pública Municipal.

    (Con información de 24 horas)