martes, 9 de octubre de 2012

Jefe policiaco, presunto autor intelectual del asesinato de Moreira; lo arraigan

Funcionarios federales y de Coahuila han interrogado a por lo menos 50 personas

 


Foto
Policías de Ciudad Acuña que estaban de servicio cuando se cometió el homicidio de José Eduardo Moreira Rodríguez fueron trasladados a Saltillo. Los 39 agentes serán sometidos a pruebas de confianzaFoto Notimex
Alfredo Méndez y Leopoldo Ramos
Reportero y corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 9 de octubre de 2012, p. 16
Las investigaciones por el homicidio de José Eduardo Moreira Rodríguez, hijo del ex gobernador de Coahuila Humberto Moreira, señalan a Rodolfo Castillo Montes, subdirector operativo de la policía municipal de Ciudad Acuña, como presunto autor intelectual, por lo cual ayer quedó sujeto a arraigo. Los motivos de la ejecución aún se desconocen.
Los fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Coahuila que realizan la indagatoria han escuchado las declaraciones de por lo menos 50 personas, incluidos policías municipales de Acuña, así como el alcalde Alberto Aguirre.
También fue interrogado Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla, presunto capo de Los Zetas, detenido el pasado sábado por la Armada, revelaron fuentes ministeriales.
Además del arraigo de Castillo Montes, se pidió igual medida cautelar contra José Trinidad Landeros Sifuentes y Víctor Carrizales Prieto, oficiales de la policía municipal de Acuña.
La versión de los arraigos fue confirmada ayer por la PGJE, la cual indicó en un comunicado que Castillo Montes y al menos dos policías bajo su mando entregaron a José Eduardo Moreira a los pistoleros que lo ejecutaron el miércoles pasado.
La procuraduría de Coahuila afirmó que autoridades estatales y federales buscan a Víctor Landeros Sifuentes, La Iguana, supervisor de la policía de Acuña y hermano de José Trinidad.
Las autoridades investigadoras cuentan con un retrato hablado de los autores materiales de la ejecución.
Un comunicado de la PGJE indica que esta dependencia “giró (ayer un) oficio de colaboración a la PGR para participar en la declaración ministerial de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, presunto jefe de la plaza noreste de la organización criminal de Los Zetas, en torno a dos hechos: la fuga del penal de Piedras Negras el 17 de septiembre de este año y el homicidio de José Eduardo Moreira Rodríguez”.
La hipótesis que investigan los fiscales asignados al caso del homicidio de José Eduardo Moreira señala que Rodolfo Castillo citó a la víctima –mediante engaños– en el sitio donde fue privado de su libertad para después ser asesinado.
Los retratos hablados corresponden a tres personas que fueron identificadas con los apodos de El Chagui, El Flaco y El Pelón, informó la procuraduría estatal en el comunicado.
Se continúa investigando la existencia de mantas con mensajes de grupos de la delincuencia en el lugar de los hechos, pero hasta ahora no existe evidencia de las mismas.
Castillo Montes es señalado como la última persona que habría visto a la Moreira Rodríguez, ya que iban a encontrarse minutos antes de un acto público al que la víctima nunca llegó.
En tanto, al rendir su declaración ante la PGR, en la ciudad de México, Martínez Escobedo se acogió al beneficio del artículo 20 constitucional para reservarse su derecho a declarar.
“No descartamos que Los Zetas estén involucrados en este homicidio”, afirmó una fuente de la PGR, la cual agregó que antes de que se resuelva la situación jurídica de La Ardilla se le ofrecerá colaborar con los fiscales federales mediante la figura de testigo protegido.