martes, 9 de octubre de 2012

Dirigió "La Ardilla" fuga del penal de Piedras Negras

 

También se le atribuye la masacre de migrantes en San Fernando y la fuga masiva de reos en Nuevo Laredo
                      
Dirigió "La Ardilla" fuga del penal de Piedras Negras
martes, 09 de octubre de 2012
MÉXICO, DF (Apro).- La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) presentó hoy a la prensa a Salvador Alfonso Martínez Escobedo y/o Carlos García, "La Ardilla", presunto jefe regional de "Los Zetas" en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, a quien se le atribuye la autoría intelectual de la masacre de 72 indocumentados en San Fernando, ocurrida en agosto de 2010 y se le imputan más de 50 crímenes.
En un comunicado, la dependencia detalló que la captura de "La Ardilla" —por quien la Procuraduría General de la República ofrecía una recompensa de hasta de 15 millones de pesos— ocurrió el pasado sábado 6, poco después de que personal naval fue agredido a balazos mientras realizaba un patrullaje de vigilancia en el fraccionamiento San Agustín, localizado en Nuevo Laredo, Tamaulipas.
En el intercambio de disparos, un presunto delincuente cayó abatido y el resto se dio a la fuga. De inmediato, los marinos pusieron en marcha un operativo para dar con el paradero del grupo.
PERSECUCIÓN
Alrededor de las 19:00 horas, en inmediaciones de la colonia El Campanario, se localizó un vehículo cuyo conductor llevaba consigo un arma de fuego. Al verse descubierto por los marinos emprendió la huida y se inició una persecución para darle alcance.
Según el comunicado de la Semar, al solicitarle al conductor que descendiera de su vehículo con las manos en alto, un arma larga cayó al piso. El detenido, que además llevaba un arma corta en la cintura, dijo llamarse Salvador Alfonso Martínez Escobedo y/o Carlos García, "La Ardilla", de 31 años de edad, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas.
De acuerdo con la dependencia, Salvador Alfonso Martínez Escobedo, hombre de confianza y colaborador directo de Miguel Ángel Treviño Morales, "Z-40", encabezaba el conflicto que mantienen "Los Zetas" contra el Cártel del Golfo.
Al presunto zeta se le señala como presunto autor intelectual de la muerte de 72 indocumentados localizados en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010, cuando fungía como jefe operativo de Román Palomo Rincones, "El Coyote", y Martín Omar Estrada Luna, "El Kilo", este último detenido en 16 de abril del año pasado por elementos de la Marina.
NARCOFOSAS Y ASESINATOS
A "La Ardilla" también se le acusa de ser el presunto responsable de las fosas clandestinas halladas en el estado de Tamaulipas, con más de 200 cadáveres, y de la ejecución de más de 50 personas en diferentes partes de la República.
Igualmente se le imputan los homicidios de David Hartley —ciudadano estadounidense asesinado en la Presa Falcón el 30 de septiembre de 2010— y del comandante de la policía ministerial de Tamaulipas, Rolando Armando Flores Villegas, quien tenía a su cargo la investigación del caso del asesinato de Hartley.
Se presume que Salvador Alfonso Martínez Escobedo y/o Carlos García también está vinculado con la fuga de 151 reos del penal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, ocurrida en diciembre de 2010, así como de la reciente evasión de 131 reos del penal de Piedras Negras, Coahuila, 15 de los cuales estaban bajo su cargo para reforzar su estructura delictiva.
La Semar informó que "La Ardilla" inició su carrera delictiva en 2002 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, al ser reclutado para el Cártel del Golfo-Los Zetas, realizando funciones de "halcón". En 2004 ascendió a sicario y su jefe era Miguel Ángel Treviño Morales "Z-40". En 2006 llegó como encargado de la plaza de Nuevo Laredo Pepito Sarabia, y "La Ardilla" se convirtió en el segundo al mando.
DE HALCÓN A JEFE
En 2007, la plaza de Nuevo Laredo quedó a cargo de Omar Treviño Morales, "Z-42", y Martínez Escobedo se convirtió en su empleado de confianza. Posteriormente "Z-42" fue retirado de la plaza por enfermedad en el riñón y aquel fue enviado a Coatzacoalcos, Veracruz, donde se convirtió en jefe de "Los Zetas."
Ahí, Carlos García fue capturado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, junto con tres personas más.
En 2008, un grupo de sicarios liberó a seis reos, entre ellos "La Ardilla", quien fue enviado a Torreón, Coahuila, para ocultarse. Posteriormente, disputó las plazas de Durango y Chihuahua.
LLEGA A SALTILLO
En 2009 realizó funciones de inspector para el Cártel del Golfo y en 2010, cuando "Los Zetas" se separaron de esa organización delictiva, viajó a Saltillo, Coahuila, con 20 estacas o células de entre cinco y siete elementos, para disputar el territorio a la organización de Jorge Eduardo Costilla, "El Coss", lo que hizo que se convirtiera en jefe regional de "Los Zetas" en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.
Además de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, los marinos detuvieron en dos eventos posteriores a Carlos Martínez Benavides, Carlillos y/o Cherry, de 24 años de edad; Eduardo Alvizu Martínez, "Tartamudo" (35); Javier Arturo Dueñas Méndez, "Fito" (24), y Baudilio Manuel Villareal González, "Balilo" (25), todos originarios de Nuevo Laredo, Tamaulipas, así como a Francisco Manuel Obregón Fernández, "Paco", originario de Monterrey, Nuevo León.
Al momento de su detención, a estas personas se les aseguraron cinco armas largas y dos cortas, dos granadas, 2 mil cartuchos, equipos de comunicación y dos vehículos.