lunes, 8 de octubre de 2012

Caso Moreira: amenaza cumplida

 

RAÚL RODRÍGUEZ CORTÉS / EL UNIVERSAL
lunes, 08 de octubre de 2012
Guillermo Arzola Sanmiguel, hijo del diputado del Congreso de Coahuila, Cuauhtémoc Arzola Hernández, fue, al parecer, el último con quien José Eduardo Moreira Rodríguez habló por teléfono. La llamada por celular fue el miércoles 3 de octubre, 15 minutos antes de las seis de la tarde. José Eduardo tenía previsto reunirse con el alcalde de Ciudad Acuña, Alberto Aguirre, con quien inauguraría una pista de atletismo en la macroplaza.
El hijo del ex gobernador Humberto Moreira le indicó por el celular a su amigo y colaborador: "Vete al evento, yo voy a ver a Rodolfo para ver qué quiere y te alcanzo". Pero el joven Moreira ya no llegó ni se supo de él hasta las nueve de la noche con veinte minutos en que su cuerpo fue encontrado sin vida, en las afueras de Acuña, con tres tiros: uno en el pecho, otro en el antebrazo izquierdo y uno más en la nuca.
Esto consta en las declaraciones ministeriales de Guillermo y Cuahútemoc Arizola. Este último fue quien identificó el cadáver del joven Moreira, cuya fotografía ya circuló ayer en redes sociales y que, por encuadre y cercanía, sólo pudo haber sido tomada por su asesino y por alguno de los policías municipales que lo encontró.
Pero, ¿quién es ese Rodolfo que quería ver a José Eduardo? Pues nada más y nada menos que el subdirector operativo de la Policía Municipal, Rodolfo Castillo Montes quien, según confirmó el alcalde Alberto Aguirre, es uno de los tres arraigados en el caso. Los otros dos son los policías municipales José Trinidad Landeros y Víctor Carrizales Prieto.
El arraigo del subdirector operativo de la policía fue solicitado por la Procuraduría de Coahuila por su inicial negativa a ser interrogado sobre el crimen, en virtud de que los investigadores estaban enterados que se reuniría o se reunió con él. Además, se trata de un hombre que no pasó las pruebas de confianza a que fue sometido pero que, sin embargo, era mantenido en el cargo por el director de la corporación, el general en retiro Javier Aguayo.
El pasado sábado 6 de octubre, poco después de las seis de la tarde, 39 policías de Acuña que estaban de turno el día y a la hora del asesinato de Moreira Rodríguez fueron trasladados a Saltillo, en calidad de presentados, para ser sometidos a pruebas de evaluación y confianza, detector de mentiras y examen toxicológico.
Todo esto fortalece la hipótesis que el crimen organizado, con funcionarios públicos coludidos, asesinaron al más vulnerable de los Moreira, en venganza por la muerte en un tiroteo de Alejandro Treviño Chávez, sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, alias "El Zeta 40", segundo en jerarquía de ese cártel de las drogas y con fuerte presencia en Ciudad Acuña, donde el hijo del ex gobernador era delegado de la Secretaría de Desarrollo Social del estado.
Fuentes cercanas a la investigación aseguran que junto al cadáver de José Eduardo fue dejado un mensaje cuyo contenido no se reveló. Sin embargo, después del tiroteo en Piedras Negras, en el que habría muerto ese mismo miércoles el sobrino de un poderoso narcotraficante, apareció un letrero que decía: "Familia por familia".
México se debate en medio de estas historias de violencia sin que nadie tenga claro si sus problemas son consecuencia del narcotráfico o éste es consecuencia de sus problemas. El dilema es como aquel sintetizado en la pregunta: ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?
INSTANTÁNEAS
1. SAN FERNANDO. El sábado, después de un fuerte tiroteo registrado en Nuevo Laredo fue detenido Salvador Alfonso Martínez Escobedo, alias "El Comandante Ardilla". Este sujeto --según la Fiscalía de Tamaulipas-- fue el que organizó y operó como jefe de una célula de Los Zetas la masacre de 72 inmigrantes de origen centroamericano ocurrida en agosto de 2010.
2. ANTICRIMEN. Miguel Osorio Chong, coordinador general de política y seguridad en el equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, fue el sábado a Monterrey a un bautizo. Ahí adelantó que Peña Nieto dará a conocer en un par de semanas el diseño de la fuerza especial anticrimen con que se pretende enfrentar extorsiones y secuestros. No será, insistió, una nueva policía sino un grupo de élite dentro de la ya existente.
3. ANTICORRUPCIÓN. Lo que hoy detallará el presidente electo allá por los rumbos de Santa Fe será su iniciativa de ley anticorrupción. Lo hará en reunión con los diputados del PRI. Peña Nieto quiere que la de diputados sea la Cámara de origen.
rrodriguezangular@otmail.com
@RaulRodriguezC)