viernes, 20 de julio de 2012

El sol azteca apremia a investigar actividades de los Fraga

Implican en irregularidades a despacho de abogados ligados al poder por generaciones

De la redacción

Periódico La Jornada
Viernes 20 de julio de 2012, p. 3

Gabino Fraga Mouret, así como su hijo Gabino Fraga Peña, vinculados al caso Monex, son integrantes de una ilustre familia de abogados que siempre ha estado ligada a las altas esferas de la administración pública federal. El primero fue secretario de Estado en el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado, y el segundo es coordinador territorial de los compromisos de campaña de Enrique Peña Nieto en Tlaxcala.

La familia Fraga siempre ha estado vinculada al PRI y hoy se encuentra en el ojo del huracán, al revelarse que su despacho, Grupo de Abogacía Profesional (GAP), tiene el mismo domicilio y teléfono que proporcionó la empresa Operadora y Comercializadora Efra SA de CV a Banca Monex para que le facturara más de 90 millones de pesos en tarjetas Recompensa Sí Vale, presuntamente usadas para pagar la estructura del tricolor durante la campaña presidencial del ex gobernador mexiquense, de acuerdo con investigaciones del equipo de la periodista Carmen Aristegui.

Las raíces de los Fraga datan de principios del siglo pasado, con Gabino Fraga Magaña, connotado jurista originario de Morelia, Michoacán, condiscípulo de Ignacio Chávez, Antonio Martínez Báez y Samuel Ramos en el Colegio de San Nicolás de Hidalgo (hoy Universidad Nicolaíta), a quienes tocó vivir la Revolución y los posteriores enfrentamientos entre caudillos.

Entre los cargos que desempeñó destacan el de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y subsecretario de Relaciones Exteriores.

Un álbum fotográfico en Internet revela que Fraga Magaña se casó con Renne Mouret en la ciudad de México y de esa unión nació Gabino Fraga Mouret, quien presumiblemente llegó al PRI por sus nexos con el ideólogo de ese partido Jesús Reyes Heroles, del cual fue secretario particular, y lo acompañó como director de Gobierno en la Secretaría de Gobernación.

Durante la gestión de De la Madrid fue subsecretario de Vivienda de la desaparecida Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, y luego titular, en sustitución de Manuel Camacho Solís.

Vínculos con García Ramírez

Entre otros puestos, ocupó el de asesor en la dirección general de Petróleos Mexicanos, representante de esta paraestatal en Europa, coordinador de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y director jurídico de la Secretaría de Gobernación en el sexenio de Ernesto Zedillo, hasta que se vio envuelto en un escándalo de corrupción.
Son hijos de Fraga Mouret Emilio y Gabino. Una nota de sociales de El Universal, de enero de 2001, da cuenta del matrimonio del primero con Sandra Acuña de la Paz. El enlace fue oficiado por el sacerdote Enrique González Torres, hermano del fundador del Partido Verde Ecologista de México, Jorge González Torres, y con nexos políticos con el ex presidente Carlos Salinas.

Fueron testigos del enlace De la Madrid, su esposa Paloma Cordero, el hoy consejero del IFE Sergio García Ramírez, Esteban Moctezuma y Alfredo del Mazo.

Emilio Fraga, según la investigación de Aristegui, cuenta entre sus mejores amigos a Hugo Vigues, uno de los personajes denunciados por el empresario José Aquino en Estados Unidos por un presunto fraude por 56 millones de dólares por la contratación de espacios publicitarios para Peña Nieto en televisión.

Sobre Gabino Fraga Peña se informó que es socio de Alfredo del Mazo hijo en el restaurante ICE, ubicado en Polanco. Es abogado, profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM. Fue miembro de la Fundación Colosio cuando Beatriz Paredes estuvo al frente de ese organismo priísta y se desempeña como coordinador territorial de los compromisos de campaña de Peña Nieto en Tlaxcala.

Tras estas revelaciones, el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, dijo que las autoridades electorales están obligadas a aclarar la participación de los Fraga en la transferencia ilegal de recursos a la campaña del ex gobernador mexiquense.

En entrevista, adelantó que la coalición Movimiento Progresista presentará la investigación periodística como prueba superveniente ante el tribunal electoral, y criticó el tortuguismo con el cual se conduce la unidad de fiscalización del IFE, mientras instancias ajenas a la autoridad electoral avanzan más rápido. Por su lado, el dirigente del PAN, Gustavo Madero, se negó a tocar el tema.