lunes, 30 de julio de 2012

DESFILADERITO

Jaime Avilés

27 Julio 2012

Se solicita presidente interino


Si detrás de todo copete hay un peine, detrás del enorme copete de Peña Nieto hay una peineta de oro, cubierta de diamantes, que vale al menos mil millones de pesos, de origen desconocido hasta ahora, mismos que sin embargo le permitieron al PRI comprar alrededor de 260 mil tarjetas prepagadas, llamadas Monex Lealtad, que de mayo a junio fueron distribuidas entre un número indefinido de “promotores del voto”, léase, personas que acarrearon a otras personas a las urnas del primero de julio para que votaran por el candidato de Televisa y la Casa Blanca.



De las conversaciones telefónicas grabadas en Tabasco por su equipo de trabajo, que AMLO dio a conocer ayer en conferencia de prensa, quedó al descubierto que los beneficiarios de las tarjetas de Banca Monex recibieron en mayo un primer pago de mil 500 pesos, y luego otro en junio por igual cantidad o incluso hasta por dos mil 500 pesos. Pero eso no es todo.



Una de las personas entrevistadas en algún lugar de Tabasco, reveló que su tarjeta era de la empresa Sí Vale, y una fuente consultada en Villahermosa por esta columna aseguró que también hubo de Banca Ixe. ¿Cuántos bancos participaron en total en el lavado de dinero y la compra de votos? “Me llama mucho la atención que a estas alturas, ni la Secretaría de Hacienda ni la Comisión Nacional Bancaria y de Valores hayan entregado esa información al IFE”, confesó Andrés Manuel ayer ante los periodistas.

Y con base en las investigaciones que sus colaboradores y abogados han efectuado acerca de lo que genéricamente ya podría llamarse el Peñagate, anunció que tras solicitar que se invaliden las elecciones presidenciales, y exigir que el tribunal proceda en consecuencia, el país se “prepare para tener un presidente interino”.



En otros palabras, un jefe del Ejecutivo provisional, que convoque a nuevas votaciones que deberán celebrarse dentro de 15 o 18 meses, de acuerdo con lo previsto por la ley, para que entregue el poder a quien resulte efectiva y democráticamente electo por el pueblo de México.



¡Loco! ¡Irresponsable! ¡Vándalo! ¡Salvaje! Ya podemos imaginar cómo responderán los cómplices de la compra de cinco millones de votos a favor del copetón de Atlacomulco, quien ante lo duro y tupido de las acusaciones en su contra solicitó, y obtuvo, el apoyo de Hillary Clinton, la embajadora de Israel ante la Casa Blanca, que el martes lo llamó para “felicitarlo” (sic) por su “triunfo” (¿cuál?).



Digan lo que digan los voceros de la derecha, lo importante ahora será la respuesta del pueblo, que bajo las camisetas de los jóvenes de #YoSoy132, anoche tendió un cerco en torno de Televisa –la principal fábrica de mentiras y manipulaciones del país-- y que este fin de semana, a convocatoria de Morena, realizará asambleas informativas en 142 plazas públicas.



Ante el previsible veredicto que el Tribunal Electoral dará a favor de Peña Nieto –no en vano, el año pasado, una de sus integrantes, Maricarmen Alanís, se echó a los pies del PRI, al recibir en sus propia casa a los representantes del mexiquense para acordar con ellos ($) la forma de liberarlo de anteriores denuncias que pesaban en su contra-- en estos momentos la ciudadanía estará preguntándose qué hacer. ¿Cómo impedir la imposición de un presunto delincuente y el regreso a Los Pinos de Salinas de Gortari, Córdoba Montoya, Aspe y demás bichos?



¿Quién deberá ocupar el delicado cargo de presidente interino? ¿Qué dispone la ley al respecto? ¿Qué actores políticos podrían involucrarse en este proceso? Al acercarnos a la parte final de este aciago mes de julio, en que la rabia no le ha restado alegría ni mucho menos esperanza a la gente, se abren de pronto numerosas opciones a la imaginación, para que la prudencia, el buen cálculo táctico y estratégico y la experiencia adquirida en tantos años de lucha y resistencia pacífica, nos indiquen cuál será lo que más nos conviene.



Si ustedes pertenecen al cada vez más amplio grupo de personas que leen Fuentes Fidedignas por Twitter, no olviden retuitear los textos informativos que aquí encuentren para que este naciente espacio siga extendiendo su radio de acción. Por lo pronto, hoy también estaré en esa red social por la cuenta @Desfiladero 132, al pendiente de lo que suceda. ¡Animo!