lunes, 30 de julio de 2012

AMLO: si el PRI y su candidato no han celebrado, es por el cochinero que dejaron

“El tricolor no va a poder sostener su virtual triunfo”, asegura el político tabasqueño


Luchar por hacer valer la Constitución y la democracia es dar estabilidad y paz a México

Asamblea informativa del Movimiento Progresista en Coyoacán, ciudad de MéxicoFoto Víctor Camacho
Enrique Méndez

Periódico La Jornada
Lunes 30 de julio de 2012, p. 5

Andrés Manuel López Obrador respondió ayer al PRI que invalidar la elección presidencial y designar un presidente interino no desestabilizará al país; al contrario, indicó, luchar por hacer valer la Constitución y la democracia es dar estabilidad, paz y tranquilidad a México.

López Obrador encabezó en Nezahualcóyotl una de las asambleas informativas que este domingo se realizaron en todo el país sobre la presunta compra de votos, y solicitó a la ciudadanía que continúe con la tarea de recabar más evidencias.

Ahí, el candidato del Movimiento Progresista reprochó el comunicado donde el PRI lo calificó de mesiánico: Se molestaron mucho porque sostuve que debe invalidarse la elección y que el Congreso elija un presidente interino.

Empezaron a decir que quiero desestabilizar al país. No. Desestabilizarlo es permitir la podredumbre, la inmundicia y la corrupción, expresó.

Aseguró que el tricolor no va a poder sostener su virtual triunfo, y afirmó que si ese partido y su candidato, Enrique Peña Nieto, no han celebrado, es por el cochinero, el tiradero que dejaron.

Pueden tener el dinero, pero no el respaldo y el apoyo sincero de la gente ,y así no se puede gobernar. ¿Han visto aquí en Nezahualcóyotl que hay alegría en el PRI?, preguntó a la gente reunida en la explanada del Parque de la Esperanza.

¡Noooo! ¡Están nerviosos!, le respondieron.

“En ninguna parte –continuó el político tabasqueño–; hasta los que vendieron su voto se sienten mal por lo que causaron. Están avergonzados y esto está pasando a escala nacional.

“No tienen pueblo; sólo el aparato, los medios de comunicación que están al servicio del grupo que domina.

“No han celebrado nada –insistió–, porque el voto comprado no luce, no da alegría. Ese voto da tristeza”.

En su mensaje a simpatizantes que montaron en la explanada del Parque de la Esperanza su propia expo-fraude, López Obrador insistió en que hay suficientes pruebas para anular la elección, pero también acotó que el movimiento continuará actuando de manera pacífica.

Tenemos la razón. Por eso no vamos a hacer nada que provoque violencia. Quiero dejarlo de manifiesto. Sólo recurren a la fuerza quienes no tienen la razón, que a veces tarda en llegar, y pensamos que va a triunfar la justicia, expuso.

En entrevista aseguró que si bien esperará la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), a más tardar el 6 de septiembre, todos los días surgen más evidencias de uso no permitido de recursos en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.
Yo no estoy pensando más en que se invalide la elección, porque hay suficientes pruebas de que se violó flagrantemente la Constitución. No fueron elecciones limpias, libres y auténticas. Hemos demostrado que Peña Nieto utilizó miles de millones de pesos para comprar votos. Y todo ese dinero es de procedencia ilegítima, ilegal, ilícita. Es lavado de dinero.

Recalcó que si se declara la invalidez, el Congreso, como establecen los artículos 84 y 85 de la Constitución, debe elegir un presidente provisional y también emitir una nueva convocatoria para una elección nueva.

López Obrador aseguró ante sus simpatizantes que, a pesar de los ataques, continuará insistiendo en demostrar que el PRI compró 5 millones de votos en todo el país, y de éstos al menos un millón en el estado de México, con entrega de despensas y –en esta zona del oriente de la entidad– con tarjetas de Soriana.

No es en vano esta lucha. Si nos rendimos, entonces sí se establece por completo un régimen dictatorial y nos convertimos en esclavos en nuestra propia tierra. Y eso nunca, señaló.

Explicó que si decidió acudir a la asamblea en Nezahualcóyotol fue en reconocimiento a que, a pesar de la compra de sufragios, los ciudadanos de este municipio resistieron y lograron ganar la alcaldía, que aún está en disputa por el recurso que el PRI interpuso ante el tribunal electoral del estado de México.

Aquí no pudieron. Compraron muchos votos, pero no les alcanzó. Aquí triunfó la dignidad del pueblo, celebró.

En el parque, los ciudadanos montaron una exposición denominada El país no se vende, frase que se formó con cientos de tarjetas Soriana pegadas sobre una lona, para mostrar cómo estos monederos fueron canjeados en la tienda de esa cadena ubicada en la cercana calzada Ignacio Zaragoza.

Después de recorrer la pequeña muestra, López Obrador informó que el próximo domingo habrá asambleas en las 32 capitales del país, mientras que el 12 de agosto se realizará otra en el Zócalo capitalino, donde se montará otra expo-fraude, con documentos, tarjetas y testimonios de la ciudadanía.