miércoles, 20 de agosto de 2014

Matan a puñaladas a reportera en Nuevo León


Marlén Valdez, reportera del semanario La Última Palabra. Foto: Tomada de Facebook
Marlén Valdez, reportera del semanario La Última Palabra.
Foto: Tomada de Facebook
MONTERREY, N.L. (apro).- La reportera Marlén Valdez, del semanario La Última Palabra, fue asesinada hoy con un arma blanca en su domicilio ubicado en el municipio Benito Juárez, informó Jesús Herrera Rábago, director del medio.
El homicida, añadió, ya fue capturado.
De acuerdo con Rábago, como a la una de la tarde la periodista de 20 años se disponía a ingresar a su domicilio cuando observó a una mujer que era perseguida por un joven armado con un cuchillo.
Al ver la puerta abierta, la acosada ingresó al domicilio de la periodista y hasta allá la siguió el agresor.
Ya en el interior, el homicida atacó a las dos mujeres con la navaja. Tras el ataque, los vecinos pidieron ayuda. La reportera murió en el trayecto al hospital y la otra, de 19 años, sobrevivió a las lesiones.
Los hechos ocurrieron en el 109 de la calle Real de San Hilario, de la colonia Real de San José, en el municipio conurbado de Benito Juárez, 20 kilómetros al oriente de la capital.
Los vecinos intentaron detener al joven, quien los amenazó con el arma. Sin embargo, fue reconocido y minutos después detenido por policías. El homicida, de quien no se proporcionó el nombre, aparentemente estaba drogado.
El director de La Última Palabra dijo que la muerte de la periodista ocurrió por una trágica casualidad, y descartó que el hecho estuviera relacionado con su labor reporteril, pues se dedicaba a cubrir información local y eventos deportivos.
“Ella es víctima de la violencia que impera en el municipio de Juárez. No había nada en contra de ella por trabajar en el periódico. Aquí hay mucha inseguridad en las calles”, dijo el director del semanario que tiene 10 años de fundado.
Valdez, quien era soltera, tenía unos seis años trabajando en el semanario.
La Última Palabra se distribuye principalmente en los municipios de Benito Juárez y Cadereyta.
Un reportero de este mismo medio, Raúl Régulo Garza, fue asesinado a balazos el 7 de enero del 2012 en Cadereyta. En esa ocasión se dijo que el joven había sido objeto de una confusión, pues se transportaba en un auto idéntico al que buscaban sus ejecutores.
Repudian asesinato
La Red de Periodistas del Noreste condenó en un comunicado “el cobarde asesinato de Marlén Valdez”, y exigió a las autoridades estatales esclarecer ese crimen y llevar a la justicia al o los ejecutores, tanto materiales como intelectuales.
Por su parte, el Consejo de Seguridad estatal confirmó que al filo de las 18:20 horas se recibió el reporte oficial de la muerte de la periodista, quien laboraba en La Última Palabra.
No obstante, advierte la Red, las versiones oficiales del asesinato son imprecisas y contradictorias: señalan que un testigo observó a un presunto ladrón persiguiendo a una joven mujer.
“Luego refieren que Valdez fue herida en su domicilio, en un intento de robo, y que posteriormente falleció en el hospital donde fue trasladada”.
Otra versión que circula entre amigos de la comunicadora es que un “efectivo policiaco la secuestró y fue quien la asesinó con un arma blanca”.
Incluso, el vocero de Seguridad estatal mencionó que ya fueron detenidas varias personas como parte de las investigaciones por el homicidio de la periodista.
Debe destacarse que La Última Palabra recientemente reportó que su director sufrió un atentado contra su vehículo. El medio señaló en esa ocasión que el ataque es contra su línea editorial.
“La línea más fuerte de investigación son las publicaciones que ha realizado a últimas fechas este medio de comunicación y que podrían estar incomodando a quienes se esconden en la impunidad para perpetrar este tipo de atentados para frenar la línea editorial de denuncia”, precisó el semanario en un editorial.
A la fecha, insistió la Red, “continúan impunes los crímenes contra los periodistas Gamaliel López y el camarógrafo Gerardo Paredes, ocurridos el 10 de mayo de 2010, así como el crimen de Raúl Regulo Garza Quirino, quien fue ejecutado de varios disparos de arma larga cuando viajaba en su automóvil, el 7 de enero de 2012”. (Con información de Juan Alberto Cedillo)