martes, 5 de agosto de 2014

'Destapan' red de corrupción en Coahuila en la era del moreirato

POR: EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
PARTE DEL DINERO SE EXTRAJO DE LAS ARCAS ESTATALES A TRAVÉS DE CONTRATOS INFLADOS Y ROBOS DE ALTO NIVEL

Autoridades estadounidenses en Texas investigan una presunta red de corrupción de Coahuila para lavar millones de dólares procedentes de crimen organizado en bancos y propiedades de dicha entidad.






El diario San Antonio Express News publicó el fin de semana un amplio reportaje sobre una red de corrupción en el estado durante la administración del exgobernador Humberto Moreira, en la que se contrató una deuda por 35,000 millones de pesos, en parte con documentos apócrifos.
Refiere que parte del dinero se extrajo de las arcas del estado a través de contratos inflados y robos de alto nivel, según los fiscales de ambos lados de la frontera.
Javier Villarreal, tesorero de Coahuila durante la gestión de Humberto Moreira, es acusado de adquirir 250 millones de dólares (3,250 millones de pesos) de deuda en préstamos fraudulentos usando el crédito del estado, las autoridades estadounidenses han incautado millones de dólares en bienes raíces del sur de Texas debido a que fueron comprados con sobornos de contratistas del gobierno de Coahuila por exfuncionarios estatales.
El exsecretario de Finanzas está en una cárcel en San Antonio en espera de juicio por cargos de lavado de dinero.
El diario estadounidense recuerda que la gestión de Humberto Moreira se caracterizó por ser una campaña masiva de obras públicas que construyó carreteras, puentes, sistemas de drenaje y acumuló la deuda, además de los programas "populares", como la Tarjeta de la Gente.
Refiere además que Villarreal tuvo un poder sin precedentes, pues tras la creación del Servicio de Administración Tributaria del Estado de Coahuila (SATEC) no sólo controlaba las arcas del estado sino que supervisó también áreas del gobierno que antes no tenían nada que ver con la Tesorería, incluyendo un departamento que determinaba quién en la industria de la minería del carbón de Coahuila recibía contratos para venderle al Gobierno federal.
Los fiscales del condado de Bexar alegan que Villarreal utilizó su posición para solicitar sobornos a cambio de contratos inflados y no trabajados, entre ellos, uno para una empresa minera de carbón que se dice que realmente era una fachada para lavar dinero del narcotráfico.
Los fiscales estatales y federales presentaron una serie de demandas en las que afirman que las empresas creadas por miembros de la familia de Villarreal compraron un condominio en Isla del Padre, la mayor parte de un bloque comercial en Brownsville, una casa en San Antonio y propiedades comerciales en el lado norte con dinero sucio de Coahuila. Villarreal se declaró inocente.
Funcionarios estatales actuales, incluido el gobernador, Rubén Moreira, señalan que han equilibrado el presupuesto a través de aumentar los impuestos y recortando servicios.
Las negociaciones con los prestamistas comenzaron antes de que el actual gobernador asumiera el cargo, para dar al estado un período de gracia de dos años antes de que tuviera que empezar los pagos de la deuda, que es de alrededor de 2,700 millones de dólares (35,000 millones de pesos). Eso casi coincide con el presupuesto anual del Estado.
Coahuila gasta alrededor de 182 millones 700 mil dólares al año, aproximadamente el 6 por ciento de su presupuesto, al servicio de la deuda.
El gobernador interino de Coahuila, tras la renuncia de Moreira, tiene una acusación en Corpus Christi, donde los fiscales señalan que cometió lavado de dinero y fraude cuando pasó millones de dólares en lo que consideran fue dinero "sucio" en cuentas de banco de México a Texas, y luego a Bermudas. Tiene una casa en Lago Conroe, cerca de Houston. Su abogado dice que es inocente.

Personajes de un polémico sexenio

Varios nombres aparecen en los documentos de la corte en Texas donde se lleva a cabo la investigación sobre una presunta red de corrupción en Coahuila.

Humberto Moreira

/media/top5/humbertomoreira.jpg
Gobernador de Coahuila de 2005 a 2011; sus cuñados tienen propiedades en San Antonio. Dejó la gubernatura para ir a la dirigencia nacional del PRI. Fue obligado a renunciar tras menos de un año en el cargo luego de que se diera a conocer sobre la megadeuda en el estado. Moreira ha rechazado haber actuado fuera de la Ley y no ha sido acusado en México ni en Estados Unidos.

José Eduardo Moreira

El hijo de Humberto Moreira fue asesinado en octubre de 2012 cerca de Acuña. Después de su muerte, el exgobernador, en entrevistas, acusó al cártel de drogas de Los Zetas, que según dijo, había corrompido a prominentes coahuilenses.

Lorenzo Schuessler

/media/top5/lorenzo1.jpg
Otro cuñado de Javier Villarreal, Lorenzo Schuessler, manejó diversas compañías que los fiscales consideran que fueron fachadas para el extesorero. En 2013, tras conocerse que Schuessler, un exagente de bienes raíces de Eagle Pass que vive en San Antonio, estaba cooperando con los investigadores, una compañía panameña lo removió como gerente y en su lugar puso a Oswaldo Coronado. No ha sido acusado aún.

Guillermo Flores Cordero

/media/top5/guillermoflores1.jpg
Fue arrestado por oficiales federales cuando llegó al aeropuerto internacional de San Antonio en un avión privado en agosto de 2013. Es empresario de Torreón, cuenta con una casa en la exclusiva cerrada El Dominio, en San Antonio. Los fiscales señalan que utilizaba empresas ficticias para pasar dinero de México a Estados Unidos para otros. Está relacionado con la investigación de Villarreal.

Raúl González Fernández

Fue arrestado en octubre de 2013, acusado de tráfico de drogas. Se declaró inocente y está en la cárcel de San Antonio esperando juicio.

Jorge Torres

/media/top5/jorgetorres1.jpg
El gobernador interino de Coahuila, tras la renuncia de Moreira, tiene una acusación en Corpus Christi, donde los fiscales señalan que cometió lavado de dinero y fraude cuando pasó millones de dólares en lo que consideran fue dinero "sucio" en cuentas de banco de México a Texas, y luego a Bermudas. Tiene una casa en Lago Conroe, cerca de Houston. Su abogado dice que es inocente.

Raúl González Treviño

/media/top5/gonzaleztrevino1.jpg
Fue el representante de Coahuila en San Antonio durante la administración de Humberto Moreira. Es hermano del magnate de los medios de comunicación, Roberto Casimiro, y cuenta con diversas casas en San Antonio. En octubre de 2013, agentes federales arrestaron a su hijo y le acusaron de tráfico de drogas, ahora tratan de incautarle tres casas en San Antonio, incluyendo una que es propiedad de González Treviño En 2009, compró otra vivienda que los federales tratan de incautar a Vicente Chaires, exsecretario de Moreira. No ha sido acusado aún.

Javier Villarreal

/media/top5/javiervillarreal1.jpg
El extesorero de Coahuila se rindió ante oficiales de Estados Unidos en febrero, en uno de los puentes internacionales de El Paso. Ha sido acusado de lavar dinero en San Antonio y Corpus Christi, y de fraude en ambos lados de la frontera. Los fiscales en México dicen que falsificó documentos para sacar cientos de millones de dólares en sobornos, utilizando el crédito del estado. En Estados Unidos, Villarreal es acusado de lavar decenas de millones de dólares en sobornos, algunos de ellos para el cártel de drogas de Los Zetas.

Francisco Flores

El sobrino de Humberto Moreira apareció en San Antonio en diciembre de 2013 por una deposición de cerca de 6.5 millones de dólares que los fiscales del condado de Bexar están tratando de incautar. El dinero, en cuentas de banco de Estados Unidos, fue sustraído del estado de Coahuila, según los abogados de distrito. Flores estaba entre un grupo de empresarios mexicanos que fueron depuestos luego de que el abogado de Villarreal argumentara que el dinero vino de inversionistas. No ha sido acusado aún.

Oswaldo Coronado

/media/top5/oswaldocorona1.jpg
Cuando en el Este de Texas se arrestó a Villarreal, poco después de que había huido de los cargos en su contra en México, entre los detenidos con él estaba su cuñado, Oswaldo Coronado. Después de que Lorenzo Schuessler empezara a cooperar con el gobierno, la compañía panameña que debe millones de dólares en el sur de Texas y que es buscada por los oficiales de bienes raíces en Estados Unidos puso a Coronado a cargo. No ha sido acusado aún.

Vicente Cháires

/media/top5/vicentechairez1.jpg
Fue secretario personal de Moreira durante la gubernatura. Desde entonces, se volvió propietario de estaciones de radio mexicanas y casas en San Antonio. En 2007, su empresa, Inversiones Globales Vicap, compró una casa de Inversiones Saltex, una compañía controlada por Roberto Casimiro González Treviño. En 2011, senadores del PAN pidieron que fuera investigado, pero no ha sido acusado aún.

Sayra Liliana Green

Enfrenta cargos por conspiración y posesión de droga, los fiscales federales dicen que está conectada a una decomiso hecho en 2011 en el centro médico que es base para los cargos contra Raúl González Fernández. Green vive en San Antonio pero es de Torreón. Su hermano, Juan de Ríos Rodríguez Sosa, quien también tenía una casa en San Antonio, fue asesinado a tiros en Torreón en 2012.

Roberto González Treviño

Un magnate de las comunicaciones en Saltillo con extensas propiedades inmobiliarias en San Antonio. Fue dueño de la propiedad que los federales están tratando de incautar. Los críticos de Moreira en Saltillo dicen que su compañía RCG Radio y Televisión apoyó al exgobernador y se benefició con favores políticos.