miércoles, 6 de agosto de 2014

Embargan marcas y cuentas bancarias de ‘El Financiero’


El juez 74 de lo Civil ordenó el embargo de las marcas y cuentas bancarias del diario El Financiero equivalentes a un millón y medio de dólares.
miércoles, 06 de agosto de 2014
MÉXICO, DF (Apro).-
La requisa es resultado de un juicio por incumplimiento de un pago a los antiguos propietarios del periódico, la familia Cárdenas Estandía, por parte de las empresas Grupo Multimedia Lauman y Comtelsat.
El empresario Manuel Arroyo adquirió en 2012 El Financiero en una operación tasada en 5 millones de dólares, así como el pago de todas las deudas que en ese entonces ascendían a 300 millones de pesos.
El juez José María García Sánchez notificó la resolución al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), al Instituto Mexicano de la Propiedad Industria (IMPI) y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), según información difundida por el periodista Ciro Gómez Leyva en su espacio de noticias de Radio Fórmula.
El documento dirigido al representante del IMPI señala, entre otros puntos, que "en cumplimiento a lo ordenado en auto de fecha 11 de julio del año en curso, dictado en los autos del juicio ejecutivo mercantil promovido por María del Pilar Estandía González Luna en contra del Grupo Multimedia Lauman y Comtelsat, se informa del embargo trabado en autos señalados en diligencias de fecha 8 de julio de este año sobre las marcas y avisos comerciales".
Por separado, Grupo Multimedia Lauman manifestó a través de un comunicado que cuenta con la disposición y solvencia necesarias para solventar la deuda.
De acuerdo con denuncias públicas que han hecho trabajadores de El Financiero a través de la red social Twitter, los pagos del IMSS, Infonavit y SAT no han sido cubiertos en lo que va de 2014 y en los últimos tres pagos de nómina ha habido retrasos importantes, e incluso señalan que aquellos que denunciaron el atraso y ausencia de pago fueron despedidos.
Pero además de los problemas con el personal del periódico, existen deudas importantes con proveedores, agencia de información y la policía que da servicios de seguridad.