domingo, 10 de agosto de 2014

‘Legaliza criminales’ y filtra videos

ACUSAN AL COMISIONADO CASTILLO


El comisionado Castillo operó en Michoacán ‘un reacomodo gerencial’, quitaron a los líderes de Los Caballeros Templarios y pusieron a otros del CJNG. Es la misma gata pero revolcada, dice el ex presidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia
domingo, 10 de agosto de 2014
MÉXICO, DF (Apro).- Ante los escándalos provocados recientemente por los videos en que aparecen personajes de la política michoacana con los jefes de Los Caballeros Templarios, el ex presidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, acusa al comisionado Alfredo Castillo de haber filtrado ese material a los medios como un mecanismo de "terrorismo gubernamental" para someter a los políticos de todos los partidos en el estado.
A principios de este año se acusó a Valencia de haber asistido a una reunión con Servando Gómez, "La Tuta" —cabecilla de la citada organización delictiva— celebrada en 2011 y a la que asistió Jesús Reyna, supuestamente a fin de recibir dinero para la campaña de Fausto Vallejo, de la cual era coordinador. Valencia huyó a Estados Unidos después de recibir amenazas del crimen organizado y por temor a represalias del Gobierno Federal.
Entrevistado en un viaje que hizo a la Ciudad de México, el ex líder juvenil del PRI en Michoacán niega una vez más que esté vinculado con Los Caballeros Templarios. Dice que el señalamiento proviene de los hermanos Uriel Farías, "El Paisa", y Juan José Farías, "El Abuelo" —integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)—, con quienes el comisionado Castillo negoció el control de Michoacán.
En la versión de Valencia, Castillo y el CJNG impondrán a los candidatos para las próximas elecciones locales a través de las Fuerzas Rurales, como lo hicieron Los Caballeros Templarios en 2011, cuando ganó el priísta Vallejo.
Con base en cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la reportera Anabel Hernández publicó que en el primer semestre de este año crecieron hasta en 50% delitos como robo de auto, secuestro, robo de auto con violencia y extorsión, si se les compara con los datos de 2011, el peor del sexenio de Felipe Calderón en materia de seguridad.
El ex alcalde de Tepalcatepec advierte que, en efecto, la violencia y el poder del crimen organizado en Michoacán no han disminuido como afirma el Gobierno Federal a través de Castillo. "Lo que está pasando en Michoacán es un circo. Lo están utilizando para desviar la atención del país, de lo que ocurre en el Congreso", señala en alusión a las recientes reformas (energética y de telecomunicaciones) aprobadas por la mayoría del PRI y del PAN.
CONCESIÓN AL CRIMEN
¿Están administrando el conflicto para las próximas elecciones, están negociando con los criminales?
—Se está concesionando el crimen, se está legalizando. Los criminales que antes extorsionaban de manera furtiva, a escondidas como un cártel, ahora lo hacen como fuerzas rurales. Yo no he cambiado en lo que he dicho, como lo hizo Fausto Vallejo, que al principio dijo que los autodefensas eran del CJNG y luego hasta se tomó fotos con ellos.
"Siempre he dicho que, así como hay gente buena, también hay criminales. No encuentro la diferencia entre un presidente municipal que se sienta con ‘La Tuta’ y la plática que tuvo Alfredo Castillo con ‘El Abuelo’ Farías. Los dos son criminales, narcotraficantes; extorsionan, roban, asesinan. ¿Qué diferencia hay? Si se va a aplicar la ley, que lo hagan parejo".
Sostiene que detrás de las autodefensas hay personajes oscuros que siempre le despertaron sospechas, como los hermanos Farías; José Méndez, hermano del "Chango" Méndez, fundador de La Familia Michoacana; Martín Barragán, "fletero" de la droga que Los Templarios contrabandean a Estados Unidos; "El Burro" Alvarado, ex operador de Nacho Coronel; Luis Antonio Torres, "El Americano", y Alberto Gutiérrez, "Comandante Cinco", quien administra negocios de Los Templarios.
Manifiesta su decepción por que el comisionado Castillo "prefirió sentarse con gente como Juan José Farías, "El Abuelo", que de estar fichado por la PGR y la Sedena, ahora nos lo presentan como una gente muy buena, como un héroe nacional con protección gubernamental, mientras que a otros que le entraron a la lucha por limpiar Michoacán de criminales, como es el doctor José Manuel Mireles, que siempre estuvo en contra de los ‘perdonados’, lo tengan ahora en la cárcel".
Por eso Valencia dice estar convencido de que en las elecciones de 2015 para la renovación de gobernador, diputados y presidentes municipales sucederá lo mismo que en 2011, cuando los templarios impusieron a sus candidatos mediante apoyo económico o a la fuerza. Sin embargo, ve una diferencia: "Ahora lo van a hacer las Fuerzas Rurales; en la mayoría de los casos, quienes andan uniformados eran sicarios de Los Templarios".
Lo que Castillo operó en el estado, opina, "fue un reacomodo gerencial", porque quitaron a los líderes de Los Caballeros Templarios y pusieron a otros del CJNG. "Es la misma gata pero revolcada, nomás que ahora peor, porque antes sabíamos que los malos andaban por un lado y los buenos por el otro, pero ahorita ya andan juntos. Menudo favor que le hicieron a Michoacán".
LOS VIDEOS
DEL TERROR
En las últimas semanas se han filtrado nuevos videos de miembros de la clase política michoacana con los jefes de Los Caballeros Templarios. Rodrigo Vallejo, hijo de ex gobernador Fausto Vallejo, aparece en una conversación con "La Tuta", y la presidenta municipal de Pátzcuaro, Salma Karrum, con el jefe de plaza: "El Tony".
Según Valencia, esos videos los filtró Alfredo Castillo, haciendo "uso faccioso, perverso" de ellos porque así mantiene sometidos al Congreso, al Tribunal de Justicia y a los propios medios de comunicación:
"Tiene videos de todo el mundo, y como los políticos eran obligados a ir a esas reuniones, hacen lo que él dice. Por eso no hay una oposición en Michoacán, ni siquiera los partidos políticos de oposición. Nadie se atreve a ponérsele enfrente a Castillo".
En su caso, admite que ya declaró dos veces en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR sobre los encuentros que tuvo con gente de Los Caballeros Templarios: uno en noviembre de 2011, en vísperas de su toma de posesión como alcalde de Tepalcatepec, y las demás el año pasado, poco antes de que el movimiento de autodefensas irrumpiera en la escena pública el 24 de febrero.
—¿A cuántas reuniones asistió usted y qué se decía en ellas?
—La primera fue en La Ruana, en 2011, días antes de entrar a la presidencia municipal. Estaban varios presidentes municipales y diputados electos. Llegó una persona, le decían Belisario; era el que atendía la zona. Nos dijo: ‘Ustedes tienen que dar el 10% de las obras’.
"Yo ya sabía que los asesinatos a presidentes municipales no eran algo nuevo. Cuando estaba Lázaro Cárdenas (como gobernador) asesinaron a Fernando Chávez López; en el periodo de Leonel Godoy mataron a los alcaldes de Villa Madero, Vista Hermosa y Tiquiocheo. En esa reunión nos dejaron muy claro que eso nos podía pasar. Yo no tuve ningún apoyo, ni económico ni logístico. Ellos dijeron que era parejo para todos los partidos".
REPARTEN CULPAS
Detalla que hubo otras cuatro reuniones, a las que llevaban a fuerza a legisladores y presidentes municipales de Tierra Caliente. La última se realizó en febrero de 2013 en San Isidro, una comunidad de Tepalcatepec. Ahí, dice, "me preguntaron si sabía algo del movimiento que se estaba haciendo. Les dije que no sabía nada, aunque ya le había informado al gobierno del estado".
Por eso dice que en Michoacán prácticamente ningún político es ajeno a las reuniones o relaciones con algún integrante del crimen organizado.
Desde su punto de vista, con la detención de Jesús Reyna y de Rodrigo Vallejo, así como de alcaldes de varios partidos, el gobierno de Enrique Peña Nieto pretende repartir culpas a fin de no cargar con toda la responsabilidad de la descomposición.
No obstante, identifica a Peña Nieto y a Felipe Calderón como responsables directos de la situación de Michoacán porque el combate al crimen organizado no le compete al estado sino al Gobierno Federal:
"Me pregunto dónde estaba el Gobierno Federal cuando nos hablaban y nos levantaban a los presidentes municipales para ir con criminales. Dónde estaban cuando permitían que los criminales anduvieran en comandos de 10 camionetas con cientos de hombres armados. Peña Nieto duró más de un año, desde que tomó protesta, que no se presentó en Michoacán. Ahora quieren curarse en salud y repartir culpas. Es una irresponsabilidad. Son tan culpables ellos como Fausto Vallejo y Leonel Godoy", acusa Valencia.
En el caso de Vallejo, recuerda que a los dos meses de entrar a la presidencia municipal, en una reunión con todos los presidentes en la que también estaba Jesús Reyna, el edil de Copándaro de Galeana se puso de pie y dijo: "Yo oigo que todos hablan muy bonito de recursos, pero a mí me preocupa algo: la dichosa cuota que nos están pidiendo los criminales. Nos están obligando a robar". Nadie hizo comentarios, ni los otros presidentes municipales, ni el gobernador Vallejo, ni su secretario de gobierno Jesús Reyna. "Me sorprendió mucho que a la hora yo estaba recibiendo un mensaje de un diputado federal electo preguntándome el nombre del presidente de Copándaro. Llegué a pensar: ‘Caramba, ya no se puede confiar con quien estás o con quien hablas".
JOSÉ GIL OLMOS